COLOMBIA.- Bogotá ordenó el jueves un confinamiento de cuatro días para contener un incremento en la velocidad de contagio de la pandemia de COVID-19, posiblemente por la presencia de la nueva cepa que se detectó en el Reino Unido, anunció la alcaldesa de la ciudad al declarar la alerta roja.

La restricción a la movilidad comenzará a la medianoche del jueves y se extenderá hasta la madrugada del próximo martes, dijo la alcaldesa Claudia López.

La capital colombiana de ocho millones de habitantes, que registra una ocupación de un 85% de las Unidades de Cuidados Intensivos de sus clínicas y hospitales, también implementará un toque de queda nocturno desde las ocho de la noche y la cuatro de la madrugada desde el próximo martes y hasta el 17 de enero.

A partir de hoy declaramos a la ciudad de Bogotá en alerta roja e igualmente a nuestro sistema hospitalario”, aseguró López en una conferencia de prensa en la que sostuvo que la segunda ola de contagios por la pandemia que enfrenta la ciudad es más agresiva y tiene una mayor velocidad de contagio.

Creemos que ese incremento en la positividad y en la carga viral que están presentando en Bogotá los pacientes tiene que ver con que debe estar circulando ya la nueva cepa de COVID que se identificó en el Reino Unido. No vemos qué otra cosa puede explicar semejante carga viral que estamos encontrando”, afirmó.

Sin embargo, el director de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud, Julián Fernández Niño, aseguró que “no existe en este momento ninguna evidencia científica de que la aceleración de la transmisión del COVID-19 en Colombia se pueda atribuir a la nueva cepa británica”, versión que fue respaldada por el presidente Iván Duque.

Adicionalmente a las cuarentenas vigentes desde el martes en tres localidades de Bogotá densamente pobladas, desde la próxima semana iniciarán confinamiento estricto de 14 días los habitantes de otras tres zonas de la ciudad.

Pese a la restricción a la movilidad, un miembro de cada familia podrá salir a supermercados y farmacias para hacer las compras de abastecimiento del hogar.

El Gobierno de Colombia ordenó el miércoles toques de queda nocturnos en todas las ciudades del país dependiendo de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos de las clínicas y hospitales, en un nuevo esfuerzo por controlar el contagio de COVID-19 en medio de un segundo brote de la pandemia.

La medida, que regirá inicialmente por cinco noches desde el jueves, se suma a otras restricciones vigentes como el ingreso a supermercados, farmacias y bancos dependiendo del último dígito del número del documento de identificación del ciudadano.

Medellín y Cali, la segunda y tercera ciudades más pobladas del país, también a anunciaron cuarentenas entre el jueves y el martes.

El país sudamericano de 50 millones de habitantes registra hasta el momento 1,71 millones de personas contagiadas por coronavirus y 44 mil 723 muertos. Bogotá reporta 496 mil 317 infectados y 10 mil 203 fallecidos por la pandemia de coronavirus.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here