El Cádiz se niega a albergar la semifinal de la Liga de las Naciones femenina

El club gaditano se escuda en la estrechez del calendario liguero y los posibles daños en el césped y la federación, molesta, cambia la sede a La Cartuja de Sevilla

0
108

España juega el sábado 23 de febrero la semifinal de la Liga de las Naciones ante los Países Bajos, pero no lo hará donde se suponía. Resulta que el duelo estaba previsto en el Nuevo Mirandilla (21.00), pero el Cádiz, una vez ha sabido que LaLiga ha fijado su encuentro liguero ante el Celta el domingo (14.00), se ha negado a albergar el encuentro porque entiende que el césped estará dañado, toda vez que el primer equipo también tiene previsto hacer un entrenamiento el día anterior al envite. La respuesta de la Federación Española, molesta, ha sido trasladar el encuentro a La Cartuja (Sevilla).

Una vez clasificada la selección para el playoff del torneo, que podría valerle el pase a los Juegos por primera vez en su historia —le vale con alcanzar la final o quedar tercera en caso de que Francia (se mide a Alemania) sí pase a la final—, la federación acordó con la Junta de Andalucía celebrar los dos envites en sus tierras. Las opciones a escoger eran Cádiz y Sevilla, y desde en ente federativo se acordó hacer un choque en cada lugar para, entre otras cosas, llegar a más gente. Todo estaba pactado y cerrado, al punto de que una expedición de la selección fue hace unas semanas a visitar las instalaciones. Pero el Cádiz ha negado la mayor y a escasas dos semanas de la semifinal ha rechazado albergar el encuentro. Alega las estrecheces del calendario y afirma que el acuerdo no se hizo oficial porque supeditaron el choque a que su partido liguero fuera en lunes y no en domingo como se ha fijado. Añaden, además, que tampoco se habló de la compensación económica. “La RFEF lamenta las molestias que esta situación haya podido causar en las aficionadas y aficionados, y devolverá el importe de todas las entradas a los que ya habían adquirido la misma”, señala la federación en un comunicado oficial.

La respuesta de la Junta de Andalucía, en connivencia con la selección, ha sido trasladar el partido a La Cartuja, donde también se festejará la final. “El argumento esgrimido para negar el espectáculo de la selección femenina a la afición de Cádiz no se sostiene con los precedentes en el fútbol”, señalan fuentes de la federación, que recuerdan que el Alcorcón albergó recientemente un partido de la Copa de la Reina por la mañana y otro por la tarde del club, que la final de la Supercopa femenina anterior fue celebrada en Leganés un sábado, jugando el Leganés el lunes, y que la selección jugó en Málaga un martes y el miércoles lo hizo el club en la Copa del Rey. “La Federación lamenta profundamente que esto ocurra, especialmente después de intentar solucionar este asunto desde hace días, pero la actitud incomprensible del Cádiz no lo ha permitido”, agrega el comunicado, al tiempo que aseguran devolverán el importe total de las entradas vendidas.