Hay optimismo tras ‘frenón’ de inflación en EU

Los precios al consumidor generaron expectativas de menores alzas a las tasas de la Fed y un aterrizaje suave en la economía.

0
409

Los mercados financieros registraron ayer fuertes ganancias, ante el optimismo que generaron las cifras de inflación en Estados Unidos, que se desaceleró significativamente y generó expectativas de menores incrementos en las tasas de interés por parte de la Fed, y de que podría ser alcanzable un aterrizaje suave en la economía.

Los precios al consumidor en el vecino país del norte crecieron 8.5 por ciento anual en julio, por debajo del 8.7 por ciento que estimó el consenso de analistas, y muy por debajo del 9.1 por ciento de junio. La desaceleración fue principalmente por la caída del precio de la gasolina, el gas natural, autos nuevos y usados.

Lo anterior, llevó a la Bolsa de Valores de Nueva York a reflejar movimientos alcistas, donde las ganancias fueron encabezadas por el índice tecnológico Nasdaq, con una subida de 2.89 por ciento, alcanzando los 12 mil 854.80 puntos, seguido del S&P 500, que avanzó 2.13 por ciento, finalizando en las 4 mil 210.24 unidades y el Dow Jones repuntó 1.63 por ciento, colocándose en 33 mil 309.51 puntos.

“La reacción del mercado es predecible y alentadora: tasas de interés más bajas en el corto plazo, un dólar menos sólido, renta variable al alza encabezada por el sector tecnológico, exactamente lo que uno podría esperar si las probabilidades de un panorama poco turbulento se estuvieran incrementando, pero la sostenibilidad de estos movimientos finalmente va a depender de la persistencia de este tipo de mejoras en el panorama”, señaló Garrett Melson, estratega de portafolio, Natixis Investment Managers Solutions.

Carlos Hermosillo, analista independiente, destacó que el optimismo en los mercados dependerá del día a día de los indicadores, sobre todo lo que tenga que ver con inflación y mercado laboral. El primero para corroborar sí es que efectivamente ya pasó lo peor, y el segundo para medir qué tan severa puede ser la desaceleración económica.

“Lo cierto es que hasta ahora el mercado ha sido muy complaciente con las cifras, y un par de datos malos podrían generar un ajuste importante en los mercados de capitales principalmente, pero los de deuda no serían ajenos”, abundó.

En el mercado mexicano también siguió la tendencia alcista y ambos centros bursátiles finalizaron con un aumento de 1.20 por ciento, tanto el S&P/BMV IPC como el FTSE-BIVA.

Por su parte, el peso finalizó en los 20.0331 unidades, lo que representó una apreciación equivalente a 1.16 por ciento, según datos de Banxico.

“La reunión del Banco de México definirá la dirección del peso hacia las próximas dos semanas, si Banxico sube las tasas en 75 puntos base el peso podría apreciarse no más allá de los 19.8 ya que hoy el integrante de la Fed, Kashkari, mencionó un objetivo de tasas del 3.9 por ciento para el final de este año, lo cual favorecería el carry trade con el peso mexicano”, dijo Eduardo Ramos, analista de mercados financieros para ATFX LATAM.


A la espera de señales de la Fed
El descenso en las cifras de inflación en Estados Unidos no necesariamente expresan una política monetaria menos restrictiva, consideró Alain Jaimes, analista bursátil y económico en Signum Research.

Indicó que “el dato fue benéfico toda vez que estuvo por debajo de las expectativas y representó un descenso importante respecto a su lectura anterior, pero aún resulta prematuro afirmar que la política monetaria se tornará menos restrictiva, en especial si se endurecen o reavivan las tensiones geopolíticas”.

“Además de ello, es importante mencionar que, aunque el dato fue mejor al esperado, aún se posiciona en niveles no vistos en décadas y la inflación correspondiente a alimentos continúa registrando lecturas de doble dígito”, agregó.

“El informe de inflación de hoy podría llevar a la Fed a reducir el tamaño de sus aumentos de tasas a 50 puntos en septiembre. Sin embargo, todavía vemos probables 75 puntos, dadas las presiones inflacionarias en curso, con las lecturas de inflación aún elevadas y el mercado laboral ajustado en curso”, señaló Kathy Bostjancic, economista en jefe para Estados Unidos de Oxford Economics.

El presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans, dijo que si bien la lectura de inflación de julio es relativamente positiva, aún es inaceptablemente elevada, por lo que anticipa que el banco central subirá la tasa de interés hasta niveles de 3.5 y hasta 4.0 por ciento.

En tanto, el presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, dijo que la Fed está lejos de lograr su objetivo de inflación, pese a la cifra positiva.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here