PGA Tour veta a 17 golfistas rebeldes

Entre ellos Phil Mickelson y Dustin Johnson por participar en el torneo inaugural de la serie LIV. Los organizadores de este último torneo mencionaron que es una decisión “vengativa”

0
339

Diecisiete golfistas que participan en el torneo inaugural en Londres de la serie LIV respaldada por Arabia Saudita, incluidos Phil Mickelson y Dustin Johnson, fueron excluidos de los eventos del Tour de la PGA, anunció el comisionado del circuito de Estados Unidos, Jay Monahan.

El comisionado, en una nota a los jugadores inscritos en el circuito de la PGA, afirmó que ningún jugador podrá competir en la nueva serie y también en el Tour de la PGA.

Estos jugadores han hecho su elección por sus propios motivos financieros”, escribió Monahan.

“Pero no pueden exigir los mismos beneficios, consideraciones, oportunidades y plataforma de membresía del PGA Tour que los otros. Esa expectativa le falta el respeto a usted, a nuestros fanáticos y a nuestros socios”, indicó el comisionado.

Desde St. Albans, cerca de Londres, donde este jueves comenzó el primer torneo de esta superliga disidente, los organizadores de la serie LIV denunciaron que esa es una decisión “vengativa”.

“El anuncio de hoy del PGA Tour es vengativo y amplía la división entre el Tour y sus miembros”, dijeron. “Es preocupante que el (PGA) Tour, una entidad dedicada a crear oportunidades para los golfistas, sea también la entidad que impide que los golfistas jueguen”, añadieron antes de advertir que el caso no quedará así. “Ciertamente no es la última palabra en este asunto”.

El dos veces campeón de Grand Slam, el estadunidense Justin Thomas, dijo estar contento con la decisión del PGA Tour y cuestionó a sus colegas que aceptaron jugar en la serie LIV.

Estoy contento”, dijo Thomas. “Cualquiera que esté sorprendido claramente no ha estado escuchando el mensaje que Jay y todos han estado enviando. Se arriesgaron al entrar. Tengo una gran confianza en el PGA Tour y hacia dónde vamos, y esos muchachos simplemente no van a ser parte de eso”.

La polémica arde desde hace meses en el mundo del golf en torno a la creación de esta superliga.

ENORME PRESUPUESTO

Impulsada por Arabia Saudita y el excampeón Greg Norman, la serie LIV golf, con un presupuesto extraordinario, alinea nuevas dotaciones en los greens.

El torneo inaugural de St. Albans, programado para tres días, está dotado con 25 millones de dólares en premios.

Sus participantes habían solicitado autorización para participar al PGA Tour de Estados Unidos, pero su solicitud fue rechazada, alegando en particular que el primer torneo de la LIV coincidía con la celebración del Abierto de Canadá en Toronto.

El caso ahora podría llegar a los tribunales si uno de los 17 golfistas nombrados en el memorando del comisionado Monahan, nueve de los cuales ya han renunciado a su membresía del PGA Tour, decide presentar una queja.

Sobre todo porque Monahan advirtió que cualquier golfista que participara en otro torneo organizado por la LIV en el futuro correría la misma suerte.

Después de Londres, este año se planean otros siete torneos con sello LIV, incluidos cinco en campos estadunidenses.

Financiada por el fondo de inversión saudí, la superliga disidente ofrece una serie de ocho torneos en todo el mundo con un nuevo formato durante tres días, sin corte.

Para el primero, que tiene lugar en el Centurion Club de St Albans, al norte de Londres, al igual que para el resto de escenarios, se repartirán 23 millones de euros (casi 25 millones de dólares), más del doble de cada uno de los cuatro Majors.

Ni un solo evento en el circuito estadunidense ofrece tanto dinero.