Hay riesgo de competitividad en la coalición PAN-PRI-PRD: Benítez Ojeda

No vale la pena perder la elección desde ahora. Vale la pena encontrar puntos de acuerdo aún en la oscuridad más difícil. Yo estoy listo. Ojalá ellos también

0
490

DURANGO, DGO.- “A unas horas de que venza el plazo legal para solicitar registro de coaliciones, el ambiente enrarecido y de incertidumbre que se vive me está dando la razón”, dijo esta mañana el diputado Luis Enrique Benítez Ojeda, quien advirtió que los acuerdos de los Consejos del PRI y PAN, ponen “en riesgo la competitividad, la cohesión interna y el compromiso de las militancias”

Y es que dijo que desde ayer quieren “las dirigencias estatales solicitar dicho registro pero acudimos a un escenario de riesgo al no tener claramente determinada la forma en que se elegirá al candidato de la supuesta coalición”.

Precisó que este miércoles en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), por conducto de la Comisión Política Permanente de su Consejo Político Nacional, órgano facultado, acordó -y está en estrados-, que la candidatura de la coalición a la gubernatura será la que resulte del proceso interno del propio Partido.

Mientras que en el PAN en el seno de su Comisión Permanente, órgano facultado, resolvió que la candidatura de la coalición a la gubernatura será la que resulte del proceso interno del propio Partido Acción Nacional.

Aseguró que ante los acuerdos de los institutos político la militancia y sus partidos se encuentran encontramos ante autorizaciones cruzadas y que no embonan o están en armonía.

“Qué se va a plasmar entonces en el convenio de coalición, si éste instrumento debe de reflejar fehacientemente los acuerdos mandatados por los órganos de gobierno de los Partidos”, cuestionó

En conferencia mañanera y antes del registro del Convenio de Coalición de los partidos PRI-PAN-PRD, Benítez Ojeda reitero su intención de abandonar al tricolor en caso de que Esteban Villegas sea el candidato de la Coalición.

Por última vez, exhorto respetuosamente al Presidente nacional del PRI y a su amigo, el dirigente estatal, a que se hagan bien las cosas, a que desistan de sus intenciones, a que repiensen qué es lo mejor en estos momentos para resolver la situación en la que nos encontramos, a que hagan política y antepongan lo que es posible -lo que si camina y si es viable- a lo que son sus deseos por mucha amistad y compromiso que exista con alguno de los cuadros políticos.

No vale la pena perder la elección desde ahora. Vale la pena encontrar puntos de acuerdo aún en la oscuridad más difícil. Yo estoy listo. Ojalá ellos también, concluyó el también ex dirigente estatal del PRI.