CIUDAD DE MÉXICO.- La tercera fue la vencida para el luchador húngaro Tamas Lorincz, que tras ser medallista de plata en 2012, ser eliminado en octavos de final en Río 2016, por fin pudo subir a lo más alto del podio en Tokio 2020.

Lorincz superó a Akzol Makhmudov, de Kirguistán en la final de la categoría de los 77 kilogramos en la lucha grecorromana por marcador de 2-1. El podio fue completado por el japonés Yabiku Shohei que se quedó con el bronce.

Lorincz se convirtió en el séptimo luchador grecorromano húngaro en subir a lo más alto del podio en un Mundial y en Juegos Olímpicos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here