DURANGO, DGO.- La Facultad de Trabajo Social de la Universidad Juárez, bajo la dirección de Luis Enrique Soto Alanís, llevó a cabo la ceremonia de entrega de cartas de pasante a la generación 2017–2021, a la que acudieron el tesorero general, Fortunato Rodríguez Acosta, en representación del rector Rubén Solís Ríos; la secretaria administrativa de la Facultad, Marcela Cordero Pérez, y las madrinas de ambos grupos.

El director aseguró ahí que “… la realidad social de nuestro país, la pobreza, el desempleo, la inseguridad, entre otras muchas cosas, pondrán de manifiesto el compromiso social de promover, nosotros, los profesionistas en Trabajo Social, una sociedad más justa y solidaria.Nuestra formación multidisciplinaria convierte al trabajador social en un profesional altamente especializado para intervenir en la problemática social con la misión de atender de manera creativa e innovadora las demandas y problemas de los diferentes grupos de la sociedad y así mejorar las condiciones de vida de la población”.

“Ustedes, licenciados en Trabajo Social, serán promotores del desarrollo urbano y de políticas públicas que lo susciten, para ello aprendieron a investigar, analizar, a planear, organizar, administrar y supervisar; y a diseñar planes, programas y proyectos de una manera responsable y profesional, y responder como agentes de cambio con un alto sentido de compromiso y solidaridad; su respuesta manifiesta un auténtico interés por mejorar la calidad de vida de las personas, los grupos y las comunidades”, afirmó.

Por su parte, el tesorero general de la máxima casa de estudios, Fortunato Rodríguez Acosta, reconoció la labor de los padres e invitó a los jóvenes a darles un merecido aplauso por el apoyo que les brindaron a lo largo de su formación, y aseguró que “… existen en todo momento héroes anónimos, y estos grandes héroes son los que están aquí presentes, los más orgullosos porque ustedes, jóvenes, terminan esta carrera profesional. La Facultad de Trabajo Social es considerada como una de las mejores a nivel nacional, que brinda una educación de calidad, pero, al final de cuentas, quien le brinda ese valor a su profesión son ustedes, su labor es generar un impacto positivo en el entorno y la constante lucha entre las desigualdades sociales, por ello, dentro de las carreras humanistas de nuestra Universidad es la que mayor vocación requiere”.

De igual manera, Marcela Cordero Pérez fue la encargada de dar el mensaje acerca del simbolismo de la profesión del trabajador social, en el cual destacó la vinculación con una serie de normas, principios éticos y morales. Además, explicó el significado de la muceta, la cual representa la responsabilidad que el profesional del Trabajo Social asume, y el cofre, en el cual “deposita” la información que recibe y debe guardar con discreción para entender y fundamentar su intervención, y que él, y sólo él, debe conocer y resguardar celosamente.

En representación de los egresados, Mónica Elizabeth Rentería Aguilar y Juan Roberto Ojeda Ruiz coincidieron en que se cierra un ciclo importante en el que han recibido la formación necesaria para comenzar con su etapa profesional, con conocimientos que deberán aplicar de manera responsable. Además, agradecieron el apoyo de sus padres y recordaron momentos con sus compañeros. De igual manera, reconocieron el trabajo de sus maestros, quienes les brindaron sus conocimientos a lo largo de su camino escolar.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here