“Fue una delicia poder aportar mi granito para la película de Tatiana Huezo, que celebra esa fuerza de niñas y madres intentando sobrevivir, sin importar el contexto.” Mayra Batalla, actriz / Foto: Cortesía PinPoint

CIUDAD DE MÉXICO.- La actriz veracruzana Mayra Batalla fue elegida para protagonizar la película de ficción Noche de fuego, por su historia personal y la claridad de saberse mujer en un contexto de violencia.

Noche de fuego será exhibida mañana en el Festival de Cannes como parte de la sección Una Cierta Mirada, dedicada a las nuevas voces del cine mundial, con la presencia de la mexicana.

En entrevista con Excélsior, la actriz relató su experiencia en esta historia, basada en la novela Ladydi (Prayers for the Stolen), escrita por la estadunidense Jennifer Clement. En la producción de Nicolás Celis (Roma), interpreta a una madre de familia quien protege a su hija de la violencia, la trata de blancas y el narcotráfico, en un pueblo de una montaña, enmarcado por la siembra de amapola.

Ir al Festival de Cannes es un sueño hecho realidad, es una fiesta muy especial y particularmente en este momento en el que el mundo está regresando, al parecer, a la normalidad. Es una fiesta de regreso a la vida, así que siento una gran emoción.

Mi personaje fue el más demandante y riguroso que he interpretado, porque la manera en que Tatiana Huezo (la directora) trabaja, ya que viene del documental, requería no a un personaje, sino todo de mí. Estuvimos trabajando con Fátima Toledo, una coach actoral para quienes no existe el personaje.

¿De mí qué requirió? Yo, con todos mis miedos e inseguridades; mis traumas de niña y de mujer. Específicamente con la maternidad. Significó mi entero compromiso, ¡total!”, expresó Mayra Batalla a Excélsior.

La actriz, madre de una niña, detalló que Noche de fuego habla de la violencia que “pareciera sinónimo de ser mujer, específicamente en México”.

Lo que me gustó es que no niega que existan las víctimas reales de feminicidios y trata de blancas, pero también celebra esa fuerza de niñas y madres intentando sobrevivir, no importando el contexto. Siempre es un sí a la vida, no importa cómo, cuándo o de qué manera, específicamente todas las mamás que están buscando a sus hijas. Hay un enorme miedo y preocupación, sí, pero sobre todo una garra enorme por vivir. Yo quiero hablar de eso y me identifico con eso, de salir adelante en las circunstancias que sean”, enfatizó.

IDENTIFICADA CON SU HISTORIA DE VIDA
Mayra Batalla, quien creció en la ciudad de Álamo, Veracruz, compartió que “es difícil vivir así”, pero que hay mujeres y hombres que lo hacen todos los días. Es así que para su personaje tuvo como referencia no sólo su vida personal, tanto en la infancia como en su faceta como madre, sino también la fuerza de su propia mamá.

Soy de una ciudad que está entre la playa y los ríos. Hace muchos años que vivo en la Ciudad de México, para estudiar la carrera de actuación, pero mi conexión está ahí, mi familia, mi abuela, mis tías. ¿Si viví un contexto similar? Sí.

El casting tuvo que ver en mi elección. Hubo dos escenas a interpretar, pero básicamente hubo una entrevista muy personal. El que lograra el personaje tuvo que ver con mi historia de vida y supongo que Tatiana (Huezo) estaba buscando que tuviera esos referentes de vida. Soy una niña de provincia, que creció con una madre viuda y que hacía lo que fuera por sacarnos adelante a mi hermano y a mí. Sé de qué va eso. Por eso me identifico con esa parte de salir adelante, con la frente adelante, y luchar.

Más que como una cosa de altanería, lo digo como cuando no tienes nada que perder y lo único que te queda es echarle ganas y moverte para adelante, porque sabes que nadie te va a venir a rescatar. Eso es lo que sentía mucho desde niña y lo veía en mi madre. Había que hacer lo que estuviera a la disposición y posibilidades para sobrevivir”, relató.

Noche de fuego además habla de la amistad, honestidad y valentía de las niñas, pues aunque la presencia del narcotráfico está siempre presente, el filme sobrepone el punto de vista de las menores.

Cuando ése es tu contexto, buscas refugio en lugares o personas que se vuelven tus amigos y pilares para también poder reír y ser feliz; para crecer de otras maneras.

Vengo de una familia de mujeres. Aunque los hombres existen, las mujeres son realmente quienes cuidan a las crías. Me confrontó con la maternidad y con esta cosa de que para cuidar a tu hija incluso tienes que pasar por encima de ella. Eso es lo más rudo de Rita, ante la inseguridad de que en cualquier momento se puede llevar a su hija y por tanto está en alerta constante, a veces pasa por encima de su hija. No le importa lo que la niña quiere o siente, pues lo urgente es su vida y nada más”, concluyó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here