MADRID.- El autobús del Real Madrid fue apedreado en su llegada a Anfield, donde disputará el partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions League, tras ser recibido en un ambiente hostil por un numeroso grupo de seguidores del Liverpool.

El conjunto blanco llegó al estadio del Liverpool una hora y media antes del encuentro y su recibimiento acabó con varias pedradas.

Una de ellas impactó en uno de los ventanales laterales del vehículo, el cual tuvo que ser reparado en su llegada al recinto deportivo.

Sin heridos por el suceso, el autobús logró completar el recorrido previsto escoltado por la policía inglesa, que abrió hueco entre los centenarios de aficionados ingleses -casi todos sin mascarilla ni guardando la distancia social- y el humo de las bengalas de color rojo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here