Recibe una economía en situación de desastre
Lecciones del trumpismo

Un anticipo de lo que podría convertirse en una relación cordial y constructiva fue la orden ejecutiva que dictó ayer mismo el presidente Joe Biden para detener la construcción del muro fronterizo, una de las aberraciones de su antecesor. Un gesto que pavimenta la vía para acuerdos de gran calado, cuando los dos países encaran problemas comunes: pandemia, economía y migración. Otra decisión, populista indudablemente, pero con efecto en las comunidades mexicoestadunidenses, fue ordenar que detrás de su escritorio se coloque un busto de César Chávez, el líder campesino de origen mexicano que luchó por los derechos de la trabajadores agrícolas de California. Por lo demás, casi no hay una ciudad que no tenga una calle con su nombre. No sale sobrando mencionar que por ahí andaban algunos despistados queriendo amarrar navajas entre Biden y López Obrador. Para su decepción y bochorno, no tocó en su discurso inaugural el tema del general Salvador Cienfuegos ni la tardía felicitación del presidente mexicano.

Un desastre

El ex presidente Trump desde su campaña electoral lanzó la divisa America first (primero Estados Unidos), tenía la intención de reconquistar la supremacía de su país en todos los ordenes. Sin embargo, lo que hereda a su sucesor es un desastre en materia económica. Ya se encaminaba a un ciclo recesivo cuando la pandemia, y su mal manejo del problema vino a empeorar las cosas. Su legado: 1. Más de cinco millones de desempleados y la cifra creciendo. 2. El producto interno bruto, en estimaciones de la Reserva Federal, habría caído el año que acaba de terminar, en torno a 6 por ciento en comparación con 2019. 3. La deuda pública superará 100 por ciento el tamaño de la economía del país en el año fiscal 2021, de acuerdo con los servicios presupuestarios del Congreso, que también proyectan un déficit fiscal récord. El dato de la deuda es uno de los menos conocidos pero se disparó a niveles históricos en sus cuatro años de gestión, no obstante que no hubo guerras. La deuda nacional subió en 7.8 billones (o trillones, dicen allá ) de dólares para alcanzar la cifra de 26.9 billones de dólares.

En su campaña se había comprometido a pagar en su totalidad la deuda nacional si lo elegían por ocho años pero ese agujero no lo tapa Estados Unidos en el resto del siglo. (Podría compararse con la deuda que dejaron Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, sólo que aquí es en pesos). Paradójicamente, la economía de China sí está creciendo, país contra el que Trump desató una guerra de tarifas, y mantiene vetadas a algunas de sus grandes compañías, como Huawei. Las fortunas de algunos empresarios aumentaron extraordinariamente, pero no gracias a Trump, sino a la pandemia. Empresas como Amazon, Zoom y Netflix crecieron porque se han convertido en una necesidad en el confinamiento.

Netflix sumo 37 millones nuevos suscriptores el año pasado, con lo cual llegó a la cifra de 204 millones de usuarios que pagan por sus servicios en el mundo.

Lecciones del trumpismo

El fracaso trumpiano encierra varias lecciones para los gobernantes y los pueblos: 1. No mezclar política y negocios. Trump quiso aplicar los usos de un desarrollador de bienes raíces en el quehacer político. 2. No pelear con los medios de comunicación. Son memorables sus enfrentamientos con el New York Times, el Washington Post y con la cadena de televisión CNN. Están cobrando venganza. Día y noche transmiten en la televisión las escenas de la irrupción de la turba al Capitolio. Hubo cinco muertos, entre ellos un agente de la policía. Están preparando el terreno para fincarle culpas a Trump. La moraleja es que los políticos pasan y los medios permanecen. 3. No hay enemigo pequeño… ni viejo. El inicio de la campaña de Biden fue acompañada de dudas, inclusive de burlas de la gente de Trump. Tiene 78 años y es el de más edad que ha llegado a la Casa Blanca en tiempos recientes. 5. No dividir a la nación. El papel de un gobernante es unir a su país por encima de ideologías e intereses. Deja escindido a Estados Unidos, sólo que se quedó con la menor parte. Anunció al dejar Washington que apenas comienza su movimiento. El único movimiento que le espera será en los tribunales mercantiles, fiscales y penales.

Twiteratti

México saluda el fin de la construcción del muro, la iniciativa migratoria en favor de DACA y un camino hacia la doble ciudadanía. Como escribió el presidente @lopez_obrador hace unos años al ahora presidente @JoeBiden los puentes abren paso a la cooperación y al entendimiento.

Escribe Marcelo Ebrard C. @m_ebrard

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Correo: galvanochoa@gmail.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here