Muere O.J. Simpson, el astro del deporte convertido en eterno sospechoso del asesinato de su exesposa

El exjugador de la NFL, quien fue absuelto en 1995 en el llamado “juicio del siglo”, ha fallecido a los 76 años a causa de un cáncer

0
65

Orenthal James Simpson, conocido mundialmente como O. J. Simpson, ha fallecido este 11 de abril a causa de un cáncer a los 76 años. La noticia ha sido confirmada por su familia la mañana de este jueves en las redes sociales. Su entorno ha pedido privacidad y misericordia para quien fue una de las mayores celebridades del deporte de estados Unidos en los años setenta y quien, décadas después, se convirtió en el principal sospechoso del asesinato de su exesposa y su amante, cometidos en junio de 1994. A pesar de ser absuelto un año después de los crímenes en el que fue apodado como “el juicio del siglo”, nunca más pudo sacudirse la sospecha de ser el autor del doble asesinato para la mayoría de la opinión pública de su país y del mundo.

Simpson protagonizó uno de los momentos grabados a fuego en la memoria de los estadounidenses, su huida en una camioneta Bronco color blanco en una autopista de Los Ángeles. Sucedió en junio de 1994 y obligó a que las cadenas de televisión modificaran su transmisión e incluso interrumpieran la narración de la final de la NBA. El exjugador había decidido entregarse a las autoridades para encarar las acusaciones por la muerte de Nicole Brown Simpson y su amigo, Ron Goldman. Después cambia de opinión y hace que la policía lo siga por varios kilómetros hasta que logran arrestarlo en su residencia varias horas después.

Esa espectacular persecución, llevada a cabo a baja velocidad porque las autoridades temían que Simpson se quitara la vida, hizo recordar a muchos su pasado lleno de gloria. Orenthal James, nacido en San Francisco, se hizo un nombre en el deporte estadounidense escapando de los defensivos en las canchas del fútbol americano colegial. Comenzó en la universidad de su ciudad natal para después ser transferido a la Universidad del Sur de California, donde saltó a la fama en 1966. Lideró en yardas por tierra en los años de 1967 y 1968, lo que lo hizo merecedor del prestigioso trofeo Heisman con una holgada ventaja sobre sus rivales.

Simpson llegó al fútbol profesional en el draft de 1969. Fue elegido por los Buffalo Bills. Su llegada a la NFL no fue sencilla. Sin embargo, comenzó a despegar en 1972. Y en la temporada siguiente se convierte en el primer jugador que rompe la marca de 2.000 yardas por tierra, por lo que obtiene el título de Jugador Más Valioso. En los años posteriores promedia 1.000 yardas por tierra en cada campaña. En 1978 vuelve a su ciudad con los San Francisco 49ers, donde se retira del deporte profesional en diciembre de 1979.

Su fama deportiva fue tal que le permitió dar el salto a Hollywood, donde protagonizó algunas cintas. Entre las más conocidas estuvo El hombre del Klan (1974), donde actuó junto a Lee Marvin y la saga cómica Naked Gun, estelarizada por Leslie Nielsen.

El rol de su vida, sin embargo, lo jugó a lo largo de varios meses de 1995 dentro de los tribunales del centro de Los Ángeles. En el llamado “juicio del siglo”, Simpson enfrentó las acusaciones de homicidio derivadas de la investigación. La Fiscalía había centrado su caso basándose en los hallazgos de ADN en la escena del crimen. El guante derecho fue encontrado en casa del deportista. El izquierdo, localizado en la residencia del doble homicidio, contenía sangre de las dos víctimas y probable material genético de Simpson. Ante los ojos de todos, el acusado se probó el par de guantes el 15 de junio de 1995. Esos parecieron quedarle algo pequeños.

Su abogado defensor, Johnnie Cochran, cargó contra los descuidos en la cadena de custodia de las muestras genéticas y en la falta de entrenamiento de la policía que llevó a que estas resultaran “contaminadas y corrompidas”. En sus alegatos finales, el letrado dijo al jurado: “If it doesn’t fit, you must acquit (si no le queda, deben exonerar)”, en referencia a los guantes, una pieza central de la evidencia.

Eso es lo que ocurrió 474 días después del arresto de OJ Simpson. El deportista fue absuelto por un jurado compuesto por nueve negros, dos blancos y un latino. Todo el proceso tuvo como telón de fondo un clima de tensión racial provocado por los disturbios en la ciudad de 1992, cuando un jurado de mayoría blanca exoneró a cuatro policías por golpear a Rodney King, una paliza que fue grabada en video.