Granja camaronera robótica en Oaxaca, modelo de sistema agroalimentario eficiente y sustentable

Esta granja robótica puede producir en media hectárea lo de una granja tradicional de 100 hectáreas, mientras usa solo el 5 por ciento de agua y permanece libre de antibióticos.

0
396

Aprovechar la automatización para transformar los sistemas agroalimentarios conduce a una producción de alimentos más eficiente y respetuosa con el medio ambiente ayudando a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), señala la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y como ejemplo destaca a una granja camaronera robótica en México, que hace de la acuicultura un proceso sostenible, eficiente e inclusivo.

“Otro proyecto ambicioso que promete transformar la industria acuícola es Shrimpbox, la primera granja camaronera robótica del mundo, desarrollada en Oaxaca, México”, señala en el informe “El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2022: Aprovechar la automatización para transformar los sistemas agroalimentarios”.

Según los creadores de la tecnología, esta granja robótica puede producir en media hectárea lo de una granja tradicional de 100 hectáreas, mientras usa solo el 5 por ciento de agua y permanece libre de antibióticos. Shrimpbox puede cultivar camarones en climas más fríos y sin acceso al océano, lo que significa que se pueden entregar camarones frescos de alta calidad a regiones que hoy dependen de las importaciones de productos congelados.

La tecnología proporciona sistemas automatizados monitoreados de forma remota con un software capaz de aprender y tomar decisiones. Los sistemas están integrados con biocontrol basado en métodos microbianos para reducir la acumulación de nitratos, prevenir enfermedades y ahorrar agua en la producción de camarones con ahorros significativos también en requisitos de mano de obra, riesgo de enfermedades y pérdidas.

Digitalización responsable
Desde tractores más ligeros, drones, robótica, sensores, sistemas satelitales de navegación global hasta inteligencia artificial y dispositivos conectados a Internet, juegan un papel relevante para hacer que la producción de alimentos sea más eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Sin embargo, su adopción desigual también puede profundizar las desigualdades, por lo que se requieren políticas para garantizar que la automatización agrícola sea inclusiva y contribuya a sistemas agroalimentarios sostenibles y resilientes; buscar una digitalización responsable.

“La FAO cree verdaderamente que sin progreso tecnológico y mayor productividad, no hay posibilidad de sacar a cientos de millones de personas de la pobreza, el hambre, la inseguridad alimentaria y la desnutrición”, señaló QU Dongyu, director general del organismo en la presentación del informe “El estado mundial de la agricultura y la alimentación 2022: Aprovechar la automatización para transformar los sistemas agroalimentarios”.

La automatización alivia la escasez de mano de obra y puede hacer que la producción agrícola sea más resistente y productiva, mejorar la calidad del producto, aumentar la eficiencia en el uso de los recursos, promover el empleo decente y mejorar la sostenibilidad ambiental, dice el informe.

“Lo que importa es cómo se lleva a cabo el proceso de automatización en la práctica, no si sucede o no. Debemos asegurarnos de que la automatización se lleve a cabo de una manera que sea inclusiva y promueva la sostenibilidad”, destacó el director de la FAO en la presentación desde Roma, Italia.

“La clave aquí es crear un entorno propicio que requiera una variedad de instrumentos de política para trabajar juntos de manera coherente. Incluyen legislación y regulación, infraestructura, arreglos institucionales, educación y capacitación, investigación y desarrollo, y apoyo a procesos privados de innovación”, señala el documento.