Unos bomberos trabajan en un incendio registrado en O Irixo (Ourense). BRAIS LORENZO (EFE)

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado este viernes el cierre de todos los parques naturales ubicados en terreno forestal y la prohibición del tránsito de personas por ellos ante el riesgo de incendios derivados de la ola de calor y de la previsión de vientos de poniente que se espera este fin de semana. Además, se realizarán rutas aéreas preventivas para reforzar la vigilancia por aire con medios aéreos. Los únicos parques que permanecerán abiertos, de la veintena que tiene catalogados la Generalitat son los que se encuentran en zonas húmedas como el de las islas Columbretes o las lagunas de la Mata, en las que no pueden producirse incendios. “Hay que prevenir antes de curar y conjurarse contra el fuego”, ha dicho el presidente quien ha admitido que aunque en la Comunidad valenciana el balance va “razonablemente bien”, nadie está vacunado contra los incendios.

Puig ha mantenido una reunión de urgencia con responsables de Emergencias y Sanidad ante una situación que ha obligado a activar el protocolo de máximo riesgo hasta el lunes. Otra de las medidas adoptadas es la prohibición de hacer cualquier tipo de fuego, incluidos el uso de pirotécnica en terrenos forestales, hasta que acabe el puente. También se han suspendido todas las autorizaciones que se hayan dado para el fin de semana.

Según ha manifestado el jefe del Ejecutivo valenciano, las previsiones apuntan a que “en horas en las que las temperaturas suelen bajar, no lo van a hacer”. Por ello, ha pedido “corresponsabilidad” a la ciudadanía, además de recomendar precaución con las personas, niños y mayores. “El informe de Aemet es muy alarmante porque es un episodio excepcional y muy complicado porque se juntan altas temperaturas con viento de poniente y tormentas secas difíciles de controlar”, ha agregado Puig.

La Comunidad Valenciana es una de las excepciones a la bajada de temperaturas prevista en el resto de España. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé un fin de semana muy cálido con temperaturas que este viernes alcanzarán los 38-40 grados, y que localmente podrán escalar hasta los 42º en algunas zonas de la provincia de Valencia, y con tormentas que en general serán de poca precipitación o secas pero que pueden desembocar en una situación “muy adversa”.

Además, el sábado, “probablemente” se situará entre los cuatro días más cálidos en la Comunidad Valenciana desde, al menos, 1950.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here