La desaparición de más de un centenar de fideicomisos por parte del poder legislativo ya está afectando al cine mexicano. La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas ha denunciado que la extinción de los fondos de dinero público que ocurrió hace dos años afecta actualmente a la producción de más de 50 películas mexicanas que iniciaron trabajos en 2020, ya que existe un adeudo de más de 85 millones de pesos, por lo que los rodajes se encuentran en pausa o suspendidos.

“Este incumplimiento del coproductor gubernamental, el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), ha dañado gravemente las fuentes de empleo de un gran número de creativos y técnicos debido a la derrama económica que estos proyectos generan”, expusieron los representantes de la industria mexicana en un comunicado.

De acuerdo con los realizadores, hay un incumplimiento de pago por parte del IMCINE y de la Secretaría de Cultura de México tras la desaparición del Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine) y el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Pidecine), quienes fijaron como plazo para el pago de estos fondos hasta el 31 de julio de 2022, según lo establecido por la Oficialía Mayor de Cultura.

Los dos fideicomisos dedicados al cine, “devolvieron más de 300 millones de pesos bajo la promesa de que se estregarían al IMCINE para dar cumplimiento a las obligaciones adquiridas”, dicen los firmantes de esta carta dirigida a la titular de Cultura, Alejandra Frausto. “Dos años después de esta promesa, el IMCINE informa no haber recibido estos recursos”, señalan.

Algunos de los proyectos afectados económicamente ya han sido estrenados y algunos cuentan con nominaciones a los premios Ariel, como El otro Tom, dirigida por Rodrigo Plá, que compite por ser la mejor película en este certamen, o de títulos como Efímera, estrenado hace unas semanas en el Festival Internacional de Cine Guanajuato.

La desaparición de los fondos ha sido un golpe para la producción cinematográfica nacional. Tan solo el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), con un monto de 73 millones de pesos en su última convocatoria en 2020, financió casi 300 proyectos de cine mexicano. Al respecto de una de las publicaciones realizadas en la prensa mexicana, la Secretaría de Cultura reconoció que hay retrasos en los financiamientos, pero que “se procederá a realizar los pagos de forma inmediata”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here