El psiquiatra David Spiegel, quien subió al estrado en Fairfax, Virginia, para testificar a favor de Amber Heard en su mediático juicio por difamación contra Johnny Depp, asegura que vivió una reacción horrible por parte de los seguidores del protagonista de Piratas del Caribe, quienes le han mandado mails y han llamado a su oficina.

Pese a que la actriz de Aquaman buscará apelar la decisión del jurado después de un veredicto que favorece a Depp -la abogada de Heard incluso aseguró que no tiene dinero para pagar-, las repercusiones llegan para los implicados.

En un artículo publicado por Newsweek, Spiegel contó lo que ha vivido luego de declarar que el abuso de drogas y alcohol por parte del actor afectó su capacidad de memoria, por lo que tuvo que usar auricular para sus líneas en filmaciones. Además, en su momento, el especialista aseguró que pese a no haberlo conocido se dio cuenta que “tiene comportamientos de alguien que es un perpetrador de violencia de pareja”.

Las reacciones de los fans de Depp
De acuerdo con sus palabras, no estaba preparado para lo que ocurrió después de subir al estrado ya que argumenta ha sido objeto de ataques personales hirientes sobre su persona.

“Me gano la vida tratando con personas, así que intenté entender de dónde venía la gente. Es lo que hace un psiquiatra. Pero los comentarios debajo de los vídeos de YouTube sobre mí han sido viles. Y algunas personas tienen acceso a mi correo electrónico del trabajo, así que he recibido cuatro o cinco artículos encantadores sobre mí”, señaló.

Así como comentarios negativos en su página de WebMD, personal que trabaja con él ha tenido que atender llamadas con groserías, por lo que incluso tuvo que tomarse unas vacaciones anticipadas. Aunque no le preocupa su puesto de trabajo, sí que su aparición ante millones le afecte profesionalmente por todo el “circo en torno al juicio”.

“A lo largo de mi carrera he tratado con personas que no son culpables de asesinato por razón de locura y he tratado con personas psicóticas que me han amenazado de muerte, y nunca me ha perturbado ni un ápice, pero esto lo hizo. Empiezas a darte cuenta de que realmente sólo hace falta una persona que no vea las cosas bien. Nunca en mi vida he sido objeto de cantidades tan voluminosas de odio, nunca. Procesaré la emoción, pero siempre estará ahí; el conocimiento de que estuve en el extremo receptor de tal veneno”, añadió

Asimismo, confió que le hubiera gustado que Depp se adelantara y pidiera a sus fans controlar sus emociones y ser más cuidadosos con sus comentarios. “El hecho de que no lo haya hecho probablemente dice mucho sobre él. Aunque sigo pensando que esta intervención sería bienvenida, sus fans podrían quedar ‘desarmados’ por el veredicto a su favor”.