Luto en el futbol mexicano; murió ‘El Jefe’ Tomás Boy

Fernando Quirarte lamentó la muerte de Tomás Boy, su compañero en México 86

0
389

CIUDAD DE MÉXICO.- Fernando Quirarte se disculpó y pidió llamarle en cinco minutos. En el segundo intento reveló que estaba en una llamada hasta Qatar. Bora Milutinovic, del otro lado de la línea, recibió de su parte la noticia sobre el fallecimiento de Tomás Boy. A sus 70 años, El Jefe perdió la vida debido a una embolia pulmonar.

Estoy consternado. Una disculpa, estaba en una llamada con Bora desde Qatar. No lo podía creer, tomó la noticia con mucha tristeza. Para mí, Tomás fue más que un compañero, un amigo, a quien le estaré eternamente agradecido porque en la selección y durante el Mundial de México 86 me apoyó mucho. Se le va a extrañar a Tomás”, afirmó.

Boy fue el gran capitán de México en el Mundial de 1986. Debutó el Atlético Español (72-74), pasó al Atlético Potosino (74-75) y con los Tigres de la UANL (75-88), dejó una impronta exitosa con tres títulos: una Copa México (76) y dos ligas (77-78 y 81-82).

Boy, con Fernando Quirate y Manuel Negrete.

En México 86, en el partido de la fase de grupos ante Bélgica, Tomas Boy, con su técnica depurada, asistió al entonces defensa de las Chivas, gol que Quitarte atesora.

Fue un ser humano en toda la extensión de la palabra, un gran ser humano y capitán que siempre se hacía presente con esa personalidad tan auténtica”, aseveró.

Tomás Boy fue el primer anotador del Estadio La Corregidora, en un 5-0 contra Polonia, con una estampa de tiro libre, el 5 de febrero de 1985

Las largas concentraciones previas a la Copa del Mundo estrecharon el vínculos: “Tuvimos una fuerte relación durante la preparación para México 86 y en el Mundial, entre viajes y concentraciones. Salíamos a comer Tomás, Muñoz, Chícharo y yo, y siempre me extendió la mano y también, si era necesario, alzaba la voz en pro del equipo”.

Debutó en 1972 con el Atlético Español. Durante un interescuadras, con la Selección Nacional.

En 1988, Boy comenzó a dirigir. Pasó por San José Earthquakes, Tampico Madero, Veracruz, Monarcas Morelia, Puebla, Atlas, Cruz Azul, Guadalajara y Mazatlán, en 2020.

En las bancas tuvo altibajos y sinsabores, y no pudo saborear las mieles de un título de liga. Para Quirarte, en aquella final ante los Pumas del Clausura 2011 la historia le quedó a deber a Boy.

Le fue bien en el futbol, pero claro que pudo ser coronado con títulos, como en esa final entre Morelia y Pumas. Merecía haber sido campeón. Tenía muy claro su estilo, era muy original. Lo voy a recordar con ese sello propio”.