En Monterrey ya es posible comprar carne de madrugada… y en maquinita

Hasta las carnicerías se están automatizando en algunas plazas comerciales del área metropolitana de Monterrey.

0
729

Máquinas expendedoras de cortes comenzaron a aparecer en algunas plazas comerciales del área metropolitana de Monterrey, dándole una opción a los compradores que prefieren ahorrarse un viaje a la carnicería.

Las expendedoras son un nuevo proyecto de Carnes Viba, una comercializadora y exportadora regiomontana de carne que trajo el concepto desde Japón.

“Hay ya máquinas expendedoras hasta de productos preparados, y están enfocadas en la disponibilidad […] En una de nuestras visitas comerciales vimos eso, y dijimos: vamos a sacar una idea así, pero con nuestros cortes”, explicó en entrevista Ricardo Moreno, director de Operaciones y Comercial de Carnes Viba.

Las máquinas ofrecen cortes finos de res, como porterthouse, New York, rib eye y filete, todos congelados y mantenidos a una temperatura que les permite conservarse, aseguró Moreno. Los precios son los mismos que en los autoservicios que venden la carne de Viba.

Con estas vending machines, Carnes Viba apunta a aumentar la disponibilidad del producto; los consumidores ya no tendrán que adaptar sus planes de compra a las ubicaciones y horarios de las carnicerías.

Los compradores han respondido bien al concepto, comentó Moreno. No sólo están comprando, sino que suelen hacerlo en horarios atípicos: cuando las tiendas ya están cerradas, e incluso de madrugada.

“Está demostrando que está siendo una alternativa de disponibilidad del producto. El 70 por ciento (de las compras) se hace entre 10:00 PM y 5:00 AM”, dijo.

Viba solo cuenta con dos máquinas activas: la que sirvió como piloto, instalada hace poco más de dos meses, y una segunda colocada apenas la semana pasada. Ya se agendó la colocación de una tercera esta misma semana.

La empresa planea llevar el concepto a Guadalajara y la Ciudad de México, además de hacer un despliegue más amplio de unidades en Monterrey. También considera colocar máquinas en otro tipo de ubicaciones, como complejos departamentales y colonias privadas.