El líder taliban Nooruddin Turabi posa en una entrevista, este miércoles en Kabul.FELIPE DANA / AP

El ministro de Prisiones de Gobierno talibán, Nooruddin Turabi, ha anunciado que el régimen va a recuperar la práctica de ejecuciones y amputaciones de manos para castigar a los delincuentes, aunque ha puntualizado que posiblemente no serán realizadas en público como en el pasado. “Cortar las manos es muy necesario para la seguridad”, ha dicho el veterano talibán en una entrevista con la agencia de noticias estadounidense Associated Press.

Turabi, uno de los fundadores del movimiento fundamentalista y el principal ejecutor de su dura interpretación de la ley islámica, ha advertido que nadie debe interferir en el Gobierno. “Nadie nos dirá cuáles deben ser nuestras leyes. Seguiremos el islam y haremos nuestras leyes respetando el Corán “, ha sentenciado.

Al mismo tiempo, ha ignorado la indignación internacional que provocaron las ejecuciones llevadas a cabo por los talibanes cuando gobernaron Afganistán entre 1996 y 2001, cuando fueron expulsados tras la invasión liderada por Estados Unidos. “Todos nos criticaron, pero nosotros nunca hemos dicho nada sobre las leyes y castigos de quienes nos criticaron”, ha afirmado Turabi en Kabul.

Desde que los talibanes invadieron Kabul el 15 de agosto y tomaron el control del país, los afganos y la comunidad internacional han seguido muy de cerca sus movimientos para tratar de dilucidar si recrearán el duro Gobierno de finales de la década de los noventa. La entrevista a Turabi muestra cómo los líderes del grupo permanecen anclados en la línea dura del movimiento y en una cosmovisión profundamente conservadora.

Turabi, de unos 60 años ahora, fue ministro de Justicia y jefe del llamado Ministerio de Propagación de la Virtud y Prevención del Vicio durante el anterior Gobierno de los talibanes. Esta última cartera ya ha sido recuperada por el nuevo ejecutivo, que ha decidido fijar su sede en el lugar que hasta ahora ocupaba el Ministerio de Asuntos de la Mujer.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

VER OPCIONES DE SUSCRIPCIÓN
En la entrevista con AP, Turabi ha aceptado hablar con una periodista, una señal, según él, de que ha habido cambios respecto al pasado. El mulá ha explicado que la base de las leyes de Afganistán será el Corán y se restablecerán los mismos castigos, pero que esta vez las mujeres también podrían juzgar los casos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here