Abre camino la derrota de la oposición
Ebrard en TWP: tercera vez que se equivocan

No pasó una hora de que el presidente López Obrador anunciara que enviará al Congreso de la Unión tres iniciativas de reforma constitucional –una electoral, otra energética y una más en materia de seguridad– cuando ya se estaba levantando en contra el vocerío de siempre. No dicen, sin embargo, que los partidos de oposición tuvieron la oportunidad de descarrilar las iniciativas, derrotando a Morena en las elecciones del pasado 6 de junio, pero no recibieron el suficiente respaldo ciudadano. Morena conservó la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y tiene a su alcance conseguir la mayoría calificada mediante el voto de diputados de otros partidos. Así que, vencida la oposición, el presidente López Obrador siente que cuenta con apoyo suficiente del electorado para sacar adelante sus tres reformas constitucionales. La primera, según explicó, será para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad; la legislación de primer nivel ya fue aprobada, pero se encuentra suspendida por jueces federales. Luego, la electoral, pretende cambiar el rostro y la estructura del Instituto Nacional Electoral, a la vez que bajar el numero de diputados, eliminando los 200 plurinominales y el costo de las elecciones. (Si, Lorenzo y Ciro quedarían fuera). Y por último, el cambio en materia de seguridad, cuyo fin será incorporar a la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional. Por supuesto, las modificaciones constitucionales también admiten recursos de inconformidad en México y el extranjero. Paralelamente, se llevarán a cabo dos consultas. Una, que intenta llevar a juicio a los ex presidentes del neoliberalismo, aunque la pregunta fue cambiada por la Suprema Corte y su redacción es confusa, pero aun así se llevará a cabo, sin participación de partidos políticos. Y la otra, la de revocación del mandato presidencial.

Tercera vez que se equivocan

Con frecuencia, los corresponsales extranjeros en México se quejan de que no les toman las llamadas ni les contestan los mensajes cuando recurren a Comunicación Social de la Presidencia en busca de material informativo. Desairados, tocan en otras puertas donde lo encuentran, pero en contra. De ahí la importancia de que el canciller Marcelo Ebrard haya escrito un artículo en TheWashigton Post que contribuye a esclarecer el momento político y económico que vive nuestro país. Tomo un par de párrafos del texto: “El lunes 7 de junio, las y los mexicanos nos levantamos con los resultados de la elección intermedia en la que más de 49 millones de votantes –más de la mitad de quienes teníamos derecho a ello– renovamos la Cámara Baja del Congreso, 15 gubernaturas y numerosas alcaldías. Con excepción de un puñado de incidentes, la elección se celebró en paz y los contendientes aceptaron los resultados”. Agrega Ebrard: “Esta es, al menos, la tercera vez que se equivocan. Primero, predijeron que (López Obrador) jamás podría ganar la elección presidencial, pero lo hizo con una votación histórica. Después de su victoria, advirtieron que México –el mayor socio comercial de Estados Unidos– descendería al caos económico caracterizado por hiperinflación, devaluación y sobrendeudamiento, así como de un choque inminente con Washington”, lo que no ha ocurrido. Qué bien que tomen en cuenta una vieja máxima de la comunicación: no basta con poner el huevo, también hay que cacarearlo. No parece justo que el presidente López Obrador esté haciendo un buen gobierno y se desconozca en el extranjero o, lo peor, se desvirtúe.

Panaut suspendido

La ministra de la Suprema Corte de Justicia Norma Piña Hernández otorgó al Instituto Federal de Telecomunicaciones una suspensión contra la obligación de implementar el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (el llamado Panaut). El instituto argumentó que no cuenta con el presupuesto necesario para poner en operación el padrón, que estiman requiere mil millones de pesos.

Twiteratti

Si además de eliminar diputados y senadores plurinominales se elimina 50 por ciento de prerrogativas a partidos políticos, se ahorrarían más de 500 millones de pesos al mes. Preferible que ese dinero se utilice para reforzar el sistema de salud, que sí requiere de presupuesto.

Escribe @atameAti

Twitter: @galvanochoa

FaceBook: galvanochoa

Correo: galvanochoa@gmail.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here