Imágenes por satélite de tanques y equipamiento de defensa en el campo de entrenamiento de Pogorovo, cerca de la ciudad rusa de Voronezh, a unos 100 kilómetros de Ucrania.MAXAR TECHNOLOGIES / REUTERS

El Ministerio de Defensa ruso ha ordenado la retirada, a partir de este viernes, de las tropas desplegadas junto a la frontera de Ucrania y en la península de Crimea que se anexionó con un referéndum ilegal en 2014. Moscú mantiene, sin embargo, los blindados y las armas pesadas, listos para otras maniobras previstas para este otoño, ha informado Defensa. El anuncio, que se produce después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, amenazase con una respuesta “asimétrica” a quien actúe contra los intereses de Rusia, puede ayudar a reducir las graves tensiones con Ucrania y con Occidente, que habían exigido al Kremlin que retirase sus botas de la zona.

El ministro de Defensa, Serguéi Shoigu, que dirigió maniobras militares en la península ucrania de Crimea, ha ordenado al Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, los jefes militares y las tropas aerotransportadas que comiencen a regresar a sus bases de origen a partir del 23 de abril. Estados Unidos y la UE han calculado el despliegue en unos 100.000 soldados, una movilización aún mayor que en 2014. Además, imágenes de satélite han mostrado cientos de camiones y tanques.

Shoigu, que había asegurado antes que el despliegue formaba parte de la preparación para el combate del Ejército ruso en respuesta a las “actividades militares amenazantes” de la OTAN, ha declarado que ordena la retirada ahora porque las unidades desplegadas han demostrado sus capacidades. “Creo que los objetivos de la prueba de preparación se lograron por completo”, afirmó el ministro, según la agencia de noticias oficial rusa Tass. La retirada será paulatina.

Las armas pesadas –incluida la artillería de misiles– y los blindados permanecerán en un gran campo de tiro en la región de Voronezh, a 160 kilómetros de la frontera con Ucrania, en espera de nuevas maniobras en octubre, ha dicho Defensa. Rusia también está haciendo maniobras navales en el Mar Negro, cerca de la costa de Ucrania, donde ha desplegado unos 10.000 soldados, más de 60 barcos y más de un millar de aviones, vehículos anfibios y otros equipos; pero Shoigu no ha especificado si este despliegue permanece.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha expresado su satisfacción por la retirada de las tropas rusas. Ucrania, ha dicho, permanece alerta aunque “da la bienvenida a cualquier paso para la disminución de la presencia militar y reducir la escalada en el Donbás”. En la región ucrania en guerra desde hace siete años entre las tropas de Kiev y los separatistas prorrusos apoyados por Moscú, los combates se habían encarnizado desde hace días. “La reducción de tropas en nuestra frontera reduce proporcionalmente la tensión”, ha dicho Zelenski, que propuso el martes un encuentro a su homólogo ruso en el Donbás.

Putin ha rechazado este jueves la posibilidad de reunirse con Zelenski en la región ucrania, aunque ha dicho que está abierto a una reunión en Moscú, pero solo de las relaciones bilaterales; el Kremlin siempre ha negado su participación en el conflicto.

El anuncio de Shoigu puede acotar las especulaciones sobre las intenciones de Rusia con sus maniobras, que algunos veían como una forma de tomarle el pulso al presidente estadounidense, Joe Biden, y su apoyo a Ucrania, que ha afirmado que mantiene sin fisuras. También reducir la tensión en un momento en el que Rusia pasa por el peor momento en sus relaciones con Occidente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here