CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tendría que financiar la restauración del Museo de las Culturas del Norte, ubicado a un costado de la zona arqueológica de Paquimé, Chihuahua, dañado por filtraciones y humedades desde finales de 2018, será un grupo de empresarios de la región el que reunirá 80% de los recursos para su recuperación.

El recinto, que este año celebra su 25 aniversario, fue diseñado y construido por Mario Schjetnan, es considerado el más importante del norte del país y cuenta con una colección importante de objetos prehispánicos de cerámica, hueso tallado, piedra y concha, hallados en la zona de Paquimé, declarada por Unesco como Patrimonio de la Humanidad desde 1998.

Sin embargo, entre julio y septiembre de 2018, el recinto sufrió afectaciones por lluvias extraordinarias que propiciaron “filtraciones mayores en su cubierta”, dijo a Excélsior Jorge Carrera Robles, director del Centro INAH Chihuahua, por lo que cerró sus puertas.

De común acuerdo con la aseguradora que protege los inmuebles del INAH, se determinó que la afectación fue a causa de las lluvias atípicas y acordaron un monto de 500 mil pesos para iniciar los trabajos en 2019.

Pero, al arrancar los trabajos, detectaron que el daño era mayor a lo diagnosticado.

Cuando empezaron los trabajos de obra nos dimos cuenta de que el daño era mayor, no a causa de las lluvias, sino de un proceso de deterioro en cualquier inmueble como éste y se determinó que había que levantar lo cerámico, todas las losetas del museo, donde hay tráfico peatonal, y plantear la restitución de impermeabilizantes con innovaciones técnicas que permitan una vida útil de 10 años”, aseguró.

Esto propició que el presupuesto se incrementara tres millones de pesos más, pero no ha sido cubierto por el INAH.

El recinto fue inaugurado el 26 de febrero de 1996.

INSATISFECHOS

El propio Carrera Robles reconoció el problema durante la inauguración virtual de los festejos para celebrar el 25 aniversario del museo, el pasado 26 de febrero.

No obstante la labor que hemos hecho de años atrás, no estamos satisfechos. Sobre todo, con los problemas de filtración de la cubierta que presenta el museo. Sabemos del problema derivado de la pandemia y las limitaciones presupuestales, por eso, ante una situación extraordinaria, pensábamos en propuestas extraordinarias”.

Así lo expresó el funcionario ante la mirada impasible de Diego Prieto, director del INAH, quien no hizo comentario alguno sobre los daños en el espacio ni el compromiso de entregar presupuesto alguno.

Y abundó: “Entonces, a finales de 2020 decidimos conformar un grupo de ocho personas, empresarios con capacidad de sufragar, asumir o gestionar parte de los recursos que requiere este trabajo”.

Dicho grupo lleva el nombre de Sociedad para la Preservación y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de la Región de Paquimé, encabezado por el empresario Alberto Ray.

Alberto Ray tiene una empresa de gemas y minerales de piedras que se localizan en la región de Galeana (Chihuahua)”, apuntó el titular del INAH Chihuahua.

La idea es que el empresario —quien puede exportar y participar en ferias de piedras preciosas en todo el mundo— “llame a subastas, tanto para piezas de cerámica como de piedras semipreciosas o preciosas que pueden acarrear recursos (al museo)”.

Dicho grupo también está conformado por hoteleros de la región, el líder de los menonitas, el grupo de los siete alfareros y ceramistas con presencia de Mata Ortiz, cuyo líder moral y artístico es Juan Quezada Celado, Premio Nacional de Artes y Tradiciones Populares, entre otros.

¿Y el 20% restante del presupuesto será aportado por el INAH?, se le preguntó al funcionario. “Los porcentajes no son inamovibles. Esperemos que haya mejores condiciones y que pueda crecer. Pero el monto mayor fue decidido por ellos (los empresarios), quienes decidieron. Ellos asumieron el compromiso y, en ese sentido, la aportación del INAH la estaríamos enfocando a la siguiente etapa”, apuntó.

SUBASTARÁN GEMAS Y CERÁMICA

La Sociedad para la Preservación y Conservación de Paquimé aportará este año 800 mil pesos para retomar la restauración del recinto.

Así lo comentó Jorge Carrera, del INAH Chihuahua. “Los empresarios se han comprometido a conseguir entre 70 y 80% y estamos en el entendido de que el resto tiene que asumirse por el INAH, en un esquema de sumar, donde puede crecer una cantidad u otra de cualquiera de los aportantes, en el entendido de que si se consiguen más recursos, rápidamente se pasará a las siguientes etapas”.

¿Cuántas etapas trabajarán?, se le inquirió. “Dependerá de los recursos que se obtengan este año, pero en el corto plazo se atenderá la zona peatonalizada, que presenta un mayor riesgo”.

Y agregó: “Después se atenderán las otras tres áreas (salas) más, pero con montos menores y ya con una condición presupuestal, quizá, más favorable en los siguientes años, podremos atacarla rápidamente”.

Sin embargo, prometió que el recinto reabrirá entre agosto y septiembre de este 2021.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here