Una de las proyecciones en la fachada del Palacio Nacional, en México.RRSS
“Un violador no será gobernador”. “AMLO, date cuenta”. “No más violencia”. Estos son algunos mensajes que colectivos feministas han proyectado este domingo con luces en la fachada del Palacio Nacional, la residencia oficial de México. Dos figuras políticas están en el centro de las proclamas: Félix Salgado Macedonio, aspirante al Gobierno de Guerrero denunciado por violación, y el presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien ha salido en defensa del candidato y ha calificado las acusaciones como un “linchamiento mediático”.

Las feministas ya habían iluminado el Palacio. El fin de semana pasado, a unas horas de las manifestaciones por el 8-M, se vieron mensajes como “México feminicida” y “aborto legal”. Tras semanas de tensiones entre el feminismo y la llamada Cuarta Transformación, el proyecto político de López Obrador, el Gobierno decidió amurallar la residencia oficial con vallas de unos tres metros de altura y defendió que se trataba de “un muro de paz”. Pero el muro se convirtió en un memorial. La barda se llenó de miles de nombres de mujeres asesinadas y de homenajes con flores, veladoras, cruces e ilustraciones.

Fue a las puertas del Palacio Nacional, frente al muro, donde los enfrentamientos entre la Policía y las manifestantes se agudizaron durante la marcha. Varias asistentes aseguraron que fueron agredidas con gases lacrimógenos y balas similares a las que disparan las pistolas de pintura. El Gobierno de Ciudad de México negó que se hayan utilizado, pero el ómbudsman local y el grupo Marabunta han abierto una investigación para analizar los artefactos, algunos vencidos y fabricados en los años noventa, documentó EL PAÍS.

“La Cuarta Transformación no es feminista: convirtió a los feminismos en su principal oposición”, se lee en un comunicado. Las activistas hacen referencia a un comunicado que sacó Morena el viernes pasado, en el que el partido del presidente argumentaba que estaba en línea con el feminismo a pesar de confirmar a Salgado Macedonio para las elecciones de junio próximo.

La ratificación del candidato se dio apenas cinco días después del Día Internacional de la Mujer, tras semanas de protestas y reclamos de más de 500 militantes, simpatizantes, diputadas y senadoras de Morena. Los reclamos de las mujeres no afectaron las aspiraciones del senador con licencia. “Estoy con la cara en alto”, dijo el sábado Salgado Macedonio, en su arranque de campaña.

“No somos un partido político, somos las mujeres, somos una voz colectiva”, reclaman las activistas. “Somos las madres de las hijas que fueron víctimas de feminicidios, las mujeres de los pueblos originarios, las mujeres migrantes, las afromexicanas, las mujeres con discapacidades, las mujeres trans, las muxes, las trabajadoras sexuales, las trabajadoras del hogar, las mujeres privadas de su libertad, las mujeres jóvenes, las mujeres mayores, las madres solteras y las mujeres de los más diversos ámbitos laborales. Somos también las que ya no están y somos las que marchamos y seguiremos marchando hasta que haya justicia para todas”, sentencian.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here