Julio Urías brilló ante los Medias Blancas de Chicago, en el Spring Training. Foto: Reuters

CIUDAD DE MÉXICO.- En 2020 el sinaloense Julio César Urías tuvo su primera experiencia manteniéndose de principio a fin con los Dodgers de Los Ángeles, en una temporada que distó mucho de ser “normal”.

Si bien los Dodgers terminaron como campeones de la Serie Mundial, fue una temporada de solamente 60 juegos, en la que no pudieron tener aficionados como locales en el Dodger Stadium.

Este 2021 la temporada volverá a ser de 162 juegos, pero las autoridades California ya dieron el permiso correspondiente para que puedan tener público, aunque de forma limitada.

Muy contentos de que ya vamos a poder tener aficionados en el estadio”, dijo Urías. “La verdad es que en todas partes se extraña poder jugar con fans, pero en especial en Dodger Stadium, creo que es el mejor estadio, donde más se siente esa magia”, señaló.

Será una temporada completa ahora sí, y es para lo que uno se prepara, para poder ganar todos los juegos que sea posible y llegar a octubre en la mejor forma. A diferencia del año pasado, ahora sí nos tenemos que administrar, cuidarnos más de una posible lesión”.

Ayer, Urías tuvo una brillante actuación retirando nueve outs consecutivos, llevándose el triunfo en el encuentro en el que los Dodgers vencieron 8-0 a los Medias Blancas de Chicago.

Urías es favorito para quedarse con la quinta plaza de abridor en los Dodgers, pero no ve mal pasar al bullpen desde donde ayudó al equipo en la última postemporada.

Me encantaría estar en la rotación, imagínate, al lado de tres Cy Youngs (Clayton Kershaw, David Price y Trevor Bauer), pero yo estoy dispuesto a donde el equipo me quiera poner”, explicó.

En el bullpen estaría junto a Blake Treinen y Kenley Jansen, que son unos maestros, pero donde me quieran saldré a seguir aprendiendo, y a hacer lo mejor para el equipo”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here