MACROKIOSCO EN LA CIUDAD DE MÉXICO . Personal de Salud realiza pruebas de Covid-19 en el macrokiosco ubicado en la explanada de la alcaldía Venustiano Carranza, cuando el número de infectados en el país se acerca a 2 millones, según reporte de la Ssa.Foto Alfredo Domínguez

Mario Delgado se enreda más
Tropiezo en alternativa PRIMor
Sputnik V y reforma Salinas Pliego

Del ramillete de conflictos que Mario Delgado ha confeccionado a lo largo del proceso de postulación de candidatos extraoficiales a gubernaturas estatales (se les denomina, a estas alturas, coordinadores estatales para la defensa de la 4T, para eludir restricciones por tiempos legales de campaña), destaca el caso de San Luis Potosí, donde ayer naufragó el intento de entregar la candidatura de Morena a Mónica Liliana Rangel Martínez, quien hasta hace días era secretaria de Salud del saliente gobierno priísta de Juan Manuel Carreras.

El batidillo potosino tiene como referencia los pactos entre la llamada 4T en su vertiente legislativa coordinada en San Lázaro por Delgado, ahora comisionado ebrardista para el manejo del partido-movimiento que originalmente postulaba la Regeneración Nacional, con Ricardo Gallardo Cardona, diputado a nombre del Partido de la Revolución Democrática que renunció a dicha organización y a la coordinación de la bancada del sol azteca, y se comprometió, junto a otros impresentables, a votar en el sentido que Morena definiera, a cambio (se dijo oportunamente en las frecuencias astilladas periodísticas) de la candidatura a gobernador de San Luis Potosí en alianza con el Partido Verde Ecologista de México, al que se pasó el citado Gallardo, siempre referido en su estado como pieza del rompecabezas violento y corrupto que usa la política como mecanismo de protección y expansión.

Para ayudar de facto a Gallardo, luego de que morenistas potosinos impidieron la firma del convenio de alianza con el Verde, Mario Delgado ha hecho marrullerías básicas: cambiar la convocatoria original de aspirantes a la candidatura a gobernador, usando a las mujeres como coartada, para cumplir con cuotas de género; confundir, enredar y desanimar a las bases obradoristas.

Sin embargo, como una medida desesperada (¿desde Palacio Nacional?) para tratar de frenar el pacto Delgado-Gallardo, se ha buscado instalar una candidatura PRIMor, en la cual el gobierno estatal priísta ponga candidata, maquinaria y recursos. El último desayuno de trabajo que tuvo el presidente López Obrador, antes de dar a conocer su contagio por covid-19, fue en San Luis Potosí, con el gobernador priísta Carreras.

Ayer estuvo a punto de darse a conocer a la ex secretaria Rangel Martínez como ganadora de la correspondiente desencuesta. Una de las interesadas en el cargo, Francisca Reséndiz, dirigente sindical, salió de la reunión de aspirantes y denunció ante la prensa lo que sucedía a puerta cerrada: una maniobra de la mafia del poder, entre Delgado y el gobierno priísta de Carreras. Las otras aspirantes se resistieron al dictamen delgadista y se terminó anunciando que habrá otra encuesta, con cinco mujeres participantes, entre ellas la mencionada Rangel, Paloma Aguilar (que ha parecido llevar el sello de Palacio Nacional), la abogada Lucy Lastras, la sindicalista Reséndiz y Consuelo Jonguitud.

El beneficiado de tanto desfiguro, Ricardo Gallardo, sigue adelante, con una estructura electoral y recursos suficientes para mantenerse en la delantera demoscópica. El PAN eligió un candidato que no despierta grandes emociones, Octavio Pedroza (cercano al calderonismo), y el PRI oficial juega con la posibilidad del comerciante Luis Antonio Mahbub Sarquis e incluso del ex jefe policiaco federal Enrique Galindo Ceballos, ahora director de una franquicia periodística en la capital del estado.

Astillas

La publicación en The Lancet de un texto favorable a la vacuna rusa Sputnik V generó buenas expectativas en México, a tal grado que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, ya bajo control del propio subsecretario Hugo López-Gatell, emitió anoche una autorización para uso de emergencia de tal producto… Y, mientras en el Senado continúa la pretensión de aprobar las reformas Salinas Pliego en materia de Banco de México y compra de dólares, a pesar de las múltiples advertencias en contra, que incluyeron ayer a Santiago Nieto Castillo, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

juliohdz@jornada.com.mx

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here