Emilio Lozoya Austin denunció ante la Fiscalía General de la República que Enrique Peña Nieto decidió cancelar el tren México-Querétaro por el escándalo de corrupción de las casas que Grupo Higa le financió a él y a Luis Videgaray Caso, luego de la publicación del reportaje sobre La Casa Blanca.

“Es que tenemos un problema Videgaray y yo porque Higa le facilitó la casa de Malinalco a Luis y a mi me está apoyando con otra casa”, dice la denuncia de hechos que presentó el exdirector de Petróleos Mexicanos ante la Fiscalía General de la República para acceder al criterio de oportunidad y buscar beneficios legales en las dos carpetas de investigación que le abrieron por los casos Odebrecht y Agro Nitrogenados.

El exfuncionario denunció la recepción de sobornos de Odebrecht, el pago a consultores para la campaña presidencial de 2012 fuera de la contabilidad oficial, transferencias en efectivo a legisladores para aprobar la reforma energética y garantizar la continuidad de Etileno XXI, además de diferentes actos de corrupción de los que tuvo conocimiento.

Entre los presuntos hechos delictivos dedica un capítulo entero a Juan Armando Hinojosa Cantú, Grupo Higa y las casas que presuntamente entregó a Peña Nieto y a Luis Videgaray.

La Fiscalía deberá investigar las afirmaciones. En todo caso, los implicados tendrán el derecho de defenderse y serán considerados inocentes hasta que un juez determine lo contrario.

Cantú, la pieza clave

Juan Armando Hinojosa Cantú es un empresario tamaulipeco, asentado en el Estado de México, que logró aumentar sus negocios mientras Enrique Peña Nieto fue el gobernador mexiquense (2005-2011) y Presidente de la República (2012-2018).

En noviembre de 2014, una empresa de Hinojosa Cantú, en asociación con una paraestatal de China, ganó el contrato para construir el tren México-Querétaro, uno de los proyectos de infraestructura más importantes del sexenio. En el mismo mes, Aristegui Noticias reveló que Enrique Peña Nieto y su familia vivían en una casa en las Lomas de Chapultepec propiedad del empresario tamaulipeco.

Durante los siguientes años el entonces Presidente argumentó que fue una operación transparente que realizó su esposa, Angélica Rivera, (ahora están divorciados), aunque nunca pudo aclarar el fondo de la operación, el conflicto de interés ni los contratos públicos que Hinojosa Cantú obtuvo en sus gobiernos.

En diciembre de 2012, Hinojosa Cantú traspasó una casa en Malinalco a Luis Videgaray Caso, en una operación de 7.5 millones de pesos. Como secretario de Hacienda, Videgaray afirmó que cubrió el pago con un préstamo y obras de arte.

Los dichos de Lozoya

Emilio Lozoya Austin afirma que mientras fue director de Pemex se reunió en varias ocasiones con Juan Armando Hinojosa Cantú.

En una ocasión el empresario le dijo que “él le había salvado el pellejo a Luis Videgaray”, ya que la casa en Malinalco que obtuvo de Grupo Higa fue pagada con obras de arte que previamente le había proporcionado el mismo empresario.

Lozoya afirma que en la visita de Estado realizada en noviembre de 2014 a China, el presidente Peña Nieto le confirmó que él y Videgaray recibieron los beneficios de Grupo Higa:

“De forma asombrosa el presidente decidió cancelar el proyecto del tren México-Querétaro. Antes de dicho anuncio me llamó el Presidente a su habitación para informarme sobre el inminente anuncio. Yo le dije que eso significaba destruir la relación entre ambos países, por lo emblemático del proyecto para el gobierno chino. Al preguntarle la razón de la cancelación me dijo: ‘ es que tenemos un problema Videgaray y yo porque Higa le facilitó la casa de Malinalco a Luis y a mi me esta apoyando con otra casa’. Ante esto yo le sugerí simplemente excluir a Grupo Higa del proyecto y la relación con China, para intentar esconder el tema de las casas”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here