Durango, Dgo.- El Pleno del Congreso del Estado turnó a la Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, la iniciativa presentada por el diputado Pedro Amador Castro, con la que se busca mitigar efectos ambientales con plantación de árboles.

Durtante la exposición de la iniciática de ley el parlamentario de Morena advirtió, que una vez pasado por el proceso legislativo correspondiente se estaría creando un mecanismo que ayudaría a mitigar los efectos ambientales consecuencia del crecimiento urbano, sumándonos de manera participativa y legislativa a la reforestación en los municipios donde el crecimiento poblacional y urbanización van en aumento.

La Organización Mundial de la Salud recomienda por habitante un área verde de nueve metros cuadrados, lo que es una medida general para poder contar con condiciones suficientes de oxígeno y agua, sin embargo es difícil de lograr, sobre todo considerando el ritmo del crecimiento de las ciudades.

Según datos extraoficiales señalan que, en la ciudad de Durango, existen cuatro metros cuadrados de aéreas verdes por persona, lo que nos sitúa por debajo de la recomendación del organismo internacional.

Por otro lado, pero en el mismo contexto del objetivo de esta iniciativa de decreto, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, señala que los árboles colocados de manera adecuada entorno a edificios reducen las necesidades de aire acondicionado en 30 por ciento y se ahorran entre 20 y 50 por ciento de calefacción.

Para todo es sabido, que el crecimiento poblacional día a día va en aumento, es así como se acrecienta la necesidad de unidades habitacionales, condominios y fraccionamientos, esto desde luego es común en la periferia de las ciudades donde todavía existen zonas arboladas que muchas de las veces son derribadas para cumplir dicho fin.

Un dato de suma importancia y que sirve además para complementar la presente iniciativa de decreto, es que según expertos mencionan que cuando se siembra un árbol, debe separarse tres metros del otro, esto considerando el espacio que necesita cada árbol para crecer; por lo cual se podría reflexionar que una vez donados los árboles por los fraccionadores y sembrados por el municipio estaríamos hablando de tres árboles en nueve metros cuadrados, lo que daría como resultado tres árboles por cada habitante aproximadamente en los municipios beneficiados.

Sabemos que, para alcanzar las metas anteriores, se requiere de compromiso y responsabilidad por parte de sociedad y gobierno, por ello nos sumamos de manera legislativa a dicho compromiso.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here