Whoopi Goldberg, en la presentación del calendario Pirelli 2020 en Verona, Italia. MIGUEL MEDINA AFP

La voz pausada y profunda de Whoopi Goldberg es suficiente para llenar cualquier espacio. Así lo demostraba tanto en una pequeña sala abarrotada de periodistas cautivados como en el amplio escenario del Teatro de la Filarmónica de Verona, donde presentaba el pasado martes el calendario Pirelli 2020 ante unos 500 invitados. La actriz de películas como El Color Púrpura (1985), Ghost (1990), Sister Act (1992) o El rey león (1994) no es fácil de encasillar. También es humorista, productora, guionista, cantante, escritora y activista política. Goldberg, quien a los 64 años ya es bisabuela, ha reivindicado estos días en la ciudad de Julieta el derecho de las mujeres a ser y a hacer lo que quieran.

El almanaque del próximo año recoge el trabajo del fotógrafo Paolo Roversi, en el que el artista busca a la Julieta que hay en cada mujer a través de las actrices Emma Watson, Kristen Stewart, Yara Shahidi, Claire Foy, Mia Goth e Indya Moore, las cantantes Chris Lee y Rosalía y la propia hija del autor, la artista Stella Roversi. La maestra de ceremonias, papel en el que ya es una experta tras haber presentado los premios Oscar hasta en cuatro ocasiones (entre 1994 y 2002), ha mostrado su admiración por el trabajo del fotógrafo. “Es un calendario extraordinario, pero lo principal de Looking for Juliet es que puede sorprender a todos. Nunca pensamos en Julieta en términos actuales, pero la verdad es que todas somos Julieta”, afirmaba Goldberg un día antes de la presentación.

“Es todo por nosotros, gente que busca el amor, que busca la magia”, continuaba la actriz. “Porque no es una cuestión de edad, puedes tener 105 años y ser Julieta, puedes tener 64 o puedes tener 22 y seguir siendo Julieta. Ella está en todas”. Goldberg ha buscado el amor en varias ocasiones a lo largo de su vida y ha estado casada tres veces. Ahora, según ha resaltado en varias entrevistas, no quiere vivir con nadie, aunque no duda en responder: “Sí, por supuesto, creo en el amor”. “Tengo una familia maravillosa y unos amigos estupendos, soy muy afortunada”, señalaba.

La actriz se convirtió en bisabuela con 58 años. Sin embargo, lo que de verdad “fue un shock” fue ser abuela a los 30, admitió. “Mi madre vivió para conocer a sus bisnietos, 20 años tenía la mayor, y yo solo espero lo mismo. Mi bisnieta tiene cinco años, así que me he dado a mí misma algún tiempo. Pero me siento muy afortunada cada día”.

Durante el último año, Goldberg ha pasado por diversos problemas de salud. Tras seis meses sin aparecer en el programa de televisión The View, en el que es una de las tertulianas habituales desde 2007, se comenzó a especular con que el motivo de su ausencia y de tal secretismo era que podría presentar los Oscar 2019. La gala no tenía presentador desde la retirada de Kevin Hart tras hacerse públicos unos chistes homófobos que había tuiteado hacía tiempo. Sin embargo, en marzo, un mes después de celebrarse la ceremonia del cine, la actriz reveló que había sufrido una neumonía y una sepsis. Y un mes después de la noticia volvió a ser ingresada en el hospital por una recaída. Ahora, en la ciudad italiana, todos esos problemas parecen haber quedado atrás. Con un ánimo sosegado y una sonrisa fácil no dudaba: “Soy feliz porque he decidido serlo. Es muy duro estar triste todo el tiempo”.

Por primera vez, el ya mítico calendario de la marca de neumáticos va acompañado de un cortometraje. En el filme Roversi se interpreta a sí mismo como director de cine entrevistando a candidatas para el papel de Julieta. “No sé si vemos a suficientes mujeres interpretando papeles así. No vemos mujeres simplemente juntas. Vemos mujeres ávidas de romances o sexualizadas, no vemos suficientes mujeres simplemente divirtiéndose”, comentó Goldberg. “No están esperando a nadie que les diga quiénes son y qué pueden hacer. Se ponen donde quieren estar. Y esa es la belleza del asunto. Eso fue lo que Julieta hizo, se puso donde ella quería estar”, expresaba sobre la actuación de las protagonistas.

Whoopi Goldberg es una de las actrices más admiradas de Hollywood tras convertirse en una de las pocas personas en el mundo en ganar los cuatro premios más importantes de la industria: un Emmy, un Grammy, un Tony y un Oscar. De esta forma, la pregunta sobre la película que le otorgó este último galardón —además de un Globo de Oro y un BAFTA— es inevitable. “¿Un remake de Ghost?”, se atrevió alguien. “Probablemente la han rehecho y me la perdí. Han rehecho El rey león”, bromeaba. “He actuado en más de 50 películas, alguna la volverán a hacer. Entiendo el porqué, solo quiero que sean más inteligentes porque no puedes recrear lo que fue”.

Hace dos años la actriz fue una de las retratadas para el calendario Pirelli por el fotógrafo Tim Walker, cuyo almanaque estuvo protagonizado por personajes afroamericanos e inspirado en el cuento de Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas. Goldberg hace años que se manifiesta en pos de una mayor diversidad en la industria. “Creo que ya soy tan vieja que no tengo una heredera. Hay cientos de ellas y eso es genial. Hace 40 años no podías decir eso, yo era la bebé y la nueva. Ahora hay muchas y es fascinante verlas. Ha hecho que envejecer sea más fácil. Ha sido interesante, no difícil”. Sin embargo, también señalaba que ahora “el problema es convencer a la gente” de que aún puede actuar. Pero la actriz no pudo dejar la frase sin un mensaje positivo: “Creo que todos los días que te despiertas vivo es un día que tienes suerte, es un buen día”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here