La bandera nacional fue izada a media asta en el Zócalo para conmemorar el 2 de octubre. Foto: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- El cincuentenario de los hechos trágicos de Tlatelolco del 2 de octubre de 1968, constituye un “muy buen día para reconciliarnos y reconocer el camino que queda por delante para los mexicanos”, afirmó el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Luego de encabezar en representación del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, la ceremonia en la que se izó a media asta la bandera monumental del Zócalo capitalino, en memoria de los caídos en aquella fecha, el funcionario federal pidió valorar que la sociedad mexicana haya encontrado el camino para reconciliarse.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here