Morena propone una reforma para duplicar el pago del aguinaldo en México

La iniciativa presentada por el líder minero, Napoleón Gómez Urrutia, busca modificar la Ley Federal del Trabajo para elevar este derecho de 15 a 30 días de salario

0
417

El senador por Morena y líder del sindicato minero en México, Napoleón Gómez Urrutia, ha puesto sobre la mesa una iniciativa de reforma para que por ley el pago del aguinaldo pase de 15 a 30 días. El legislador presentó esta semana ante el pleno del Senado una reforma para el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo. Gómez Urrutia señala que México es uno de los lugares en el mundo con el aguinaldo más bajo: solo 15 días de salario, cuando en otros países de América Latina este derecho es de 30 días de salario o del 12% de las remuneraciones obtenidas durante un año laborado. La iniciativa se ha turnado a la Comisión del Trabajo de Senado para su discusión.

“En México se trabajan aproximadamente 2.137 horas promedio al año, que en comparación con otros países como Dinamarca y Noruega en donde se trabaja 1.480 y 1.384 horas anuales respectivamente, lo que conlleva decir que efectivamente, en México se trabaja un 23% más horas respecto de las horas trabajadas en otros países. Situación que hace más merecedoras a las personas trabajadoras el aumento de lo que en México denominamos aguinaldo”, refiere el legislador.

El polémico líder minero carga contra los empresarios al señalar muchos empleadores no pagan el tiempo extra que el trabajador mexicano labora y que, según cifra de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es un 23% superior al promedio de la región, cifrada en 1.740 horas. “El aguinaldo es un derecho que se constituye como un agradecimiento por la prestación de un servicio durante un año laboral, sin embargo, es necesario resaltar que en México, más que una gratificación, es una retribución por las horas que se trabajan de más, por parte de la persona trabajadora mexicana”, abunda la iniciativa.

Aunque la propuesta ha sido respaldada en un primer momento por la oposición —PRI, PAN y Movimiento Ciudadano—, quienes han dicho que están abiertos a su discusión, los organismos empresariales ya han cerrado filas en contra de la propuesta. El presidente de la Comisión Laboral de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Ricardo Barbosa, aseguró que no es el mejor momento para aprobarla: “Ha habido reforma tras reforma, como el tema de las vacaciones, la subcontratación, el tema de las pensiones, la reforma a trabajadores del campo, la famosa ‘ley silla’, y este aumento de 15 a 30 días de aguinaldo impactaría de manera peligrosa a las empresas”, afirmó.

Manuel Fuentes, experto en Derecho laboral, explicó que abonaría a igualar las condiciones de los trabajadores en empresas privadas respecto a los empleados públicos, debido a que estos últimos reciben 40 días de aguinaldo. “La preocupación es que, de llegarse a implementar esta situación y tomando en cuenta que en México el 80% de las empresas son Pymes, con menos de 10 trabajadores, puede surgir un incumplimiento a esta reforma y, por otro lado, hay muchos trabajadores sindicalizados para que se hagan cumplir esta y todas las reformas laborales que ya se han aprobado. Esta reforma deber estar ligada a inspecciones y sanciones reales para los patrones que no cumplan”, zanja.

En México, el pago de aguinaldo se estableció como un derecho desde 1970 para todos los trabajadores, sin importar su tipo de contrato. Este se debe pagar antes del 20 de diciembre de cada año y su cálculo se basa en el salario neto, después de deducciones como el ISR, cuotas del IMSS, ahorros Infonavit, entre otros. La última reforma al artículo 87 referente al aguinaldo data de 1975. Ese año se aprobó que los empleados que no hayan cumplido el año de servicio, independientemente de que se encuentren laborando o no en diciembre, tienen derecho a recibir una parte proporcional de esta compensación monetaria.