Roma deja a Santi Giménez y Feyenoord sin Europa League

La escuadra de la Roma se impuso por 4-2 en penales sobre el Feyenoord de Santi Giménez tras empatar 2-2 en el global y eliminó a los neerlandeses de la Europa League

0
43

Al igual que hace un año la Roma volvió a eliminar de la Europa League al Feyenoord del mexicano Santi Giménez, tras imponerse en penales por 4-2 luego de igualar 2-2 en el marcador global, después de haber jugado 180 minutos más media hora de los tiempos extra en el Estadio Olímpico de la capital italiana.

El delantero mexicano rompió su sequía goleadora con el Feyenoord apenas a los 5 minutos, cuando remató el balón con el hombro tras una serie de rebotes dentro del área romana, para abrir el marcador y poner al conjunto de Róterdam en ventaja.

Sin embargo, la ventaja le duró muy poco a los neerlandeses, ya que, a los 15 minutos de acción, Lorenzo Pellegrini sacó un disparo impecable que se coló en el ángulo del arco defendido por Timon Wellenreuther, para igualar 1-1 el marcador en el Olímpico y 2-2 en el global, un resultado con el que llegaron al descanso.

A partir del empate, el partido se tornó muy trabado y con pocas ocasiones claras de peligro, un trámite que prevaleció en la parte complementaria, donde Santi Giménez fue sustituido a los 78 minutos, dejando su lugar al japonés Ayase Ueda, abandonando el campo con aparentes molestias físicas, mismas que lo marginaron de un partido de Eredivisie hace semana y media.

Sin mayores sobresaltos, ambas escuadras llegaron a los tiempos extra, donde Lutsharel Geertruida tuvo la ocasión más clara para el Feyenoord y Romelu Lukaku por parte de la Roma, sin embargo, las intervenciones de los guardametas Mile Svilar y Wellwnreuther, respectivamente, ahogaron el grito de gol y el duelo se fue a penales.

Desde los once pasos, la Roma acertó con los cobros de Leandro Paredes, Bryan Cristante, Housse, Aouar y Nicola Zelewski, siendo Romelu Lukaku el único elemento que falló; mientras que, por parte del Feyenoord, acertaron Ayase Ueda y Hartman, pero los fallos de Hancko y Alireza condenaron a los neerlandeses a la eliminación.