Alza del mínimo no basta para llegar al bienestar familiar

La Coparmex señaló que el aumento del salario mínimo general permitirá cubrir el 86% de la línea de bienestar familiar, mientras que el salario en la zona fronteriza alcanzará para cubrir el 130%.

0
641

El salario aumentará 20 por ciento en el próximo año, con lo que acumulará en el sexenio una recuperación de 110 por ciento en el poder de compra, pero aún es insuficiente para alcanzar la línea de bienestar familiar.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que el aumento del salario mínimo general le permitirá cubrir el 86 por ciento de la línea de bienestar familiar, mientras que el salario en la zona fronteriza alcanzará para cubrir el 130 por ciento.

“A pesar de las difíciles circunstancias y los desafíos que hemos tenido que superar debido a los estragos de la pandemia y los aumentos de costos laborales, nuestra meta de recuperar el poder adquisitivo del salario mínimo general permanece inalterada”, expuso el sindicato patronal.

El salario mínimo general pasará de 207.44 pesos a 248.93 pesos para 2024, al combinarse un Monto Independiente de Recuperación (MIR) de 27.40 pesos y un incremento en función de la inflación del 6 por ciento. En la Zona Libre de la Frontera Norte aumentará de 312.41 pesos a 374.89 pesos para 2024, por la combinación de un MIR de 41.26 pesos y un incremento de 6 por ciento en función de la inflación.

“Nuestra meta es que el salario mínimo general sea suficiente para cubrir la línea de bienestar familiar, equivalente a dos canastas alimentarias y no alimentarias. Es decir, que el ingreso de dos personas empleadas en la formalidad sea suficiente para mantener a una familia promedio mexicana de cuatro integrantes”, señaló la Coparmex.

Le gana la carrera a la inflación
El salario mínimo le ganará la carrera a la inflación en el presente sexenio. Con el incremento anunciado de 20 por ciento para 2024 la recuperación del poder adquisitivo acumulará 110 por ciento entre 2018 y 2024, reportó la Conasami.

A lo largo del sexenio, el salario mínimo ha logrado incrementos importantes para la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores. En 2019 se acordó un aumento al salario mínimo de 16.2 por ciento, mientras que la inflación cerró en 3.63 por ciento.

En el segundo año del sexenio el aumento fue de 20 por ciento, y la inflación de 3.4 por ciento. En en 2021, las cifras fueron de 15 y 5.69 por ciento; en 2022 subió 22 por ciento, y la inflación 7.82 por ciento.

Para el presente año, el alza al salario mínimo fue de 20 por ciento, con lo que el minisalario llegó a 207.4 pesos, en tanto, los especialistas del sector privado estiman una inflación de 4.54 por ciento.

Incumple con la LFT
El alza anunciada al salario mínimo para 2024 de 20 por ciento, y se ubicará en 248.9 pesos y los economistas esperan que la inflación se ubique 4.0 por ciento anual.

Alfredo Kupfer, socio encargado del área de la práctica de Laboral y Seguridad Social, del despacho Sánchez Devanny, expresó que “tenemos que reconocer que el salario mínimo estuvo controlado y muy castigado durante muchos años, pero los aumentos tan rápidos en este sexenio nos parecen muy fuertes para las empresas, porque se han hecho en un período de tiempo relativamente corto”,

“Pero aún con las alzas al minisalario, el costo de vida, lógicamente es mayor, y cuando hemos hablado de conceptos como la línea de bienestar o de la canasta básica, todavía tenemos una deuda que cumplir con los trabajadores”, añadió.

Señaló que por definición en la “Ley Federal del Trabajo dice que el salario mínimo deberá de ser remunerador para que alguien pueda tener incluso acceso a aspectos culturales, educativos de esparcimiento y demás, o sea, no es solamente para sobrevivir y sabemos que todavía no es suficiente”, advirtió.