La periodista filipina y Nobel de la Paz, Maria Ressa, absuelta

El Tribunal de Apelaciones Fiscales de Filipinas ha absuelto este miércoles a la periodista filipina y Nobel de la Paz, Maria Ressa, y a su portal de noticias digital Rappler de cuatro causas abiertas por supuesto delito de evasión fiscal, unas acusaciones que la reportera ha denunciado como políticamente motivadas. La Fiscalía filipina la acusaba de no proveer la información fiscal necesaria de Rappler para el tercer y cuarto trimestre de 2015, así como de evasión de impuestos, cargos interpuestos durante el mandato del polémico expresidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, cuya guerra antidrogas fue denunciada por Ressa y su medio.

En un comunicado publicado este miércoles, Ressa ha proclamado: “Hoy, los hechos ganan, la verdad gana, la justicia gana”. “Estas acusaciones eran un descarado abuso de poder, un asedio político contra los periodistas que intentan que el poder rinda cuentas”, ha añadido la Nobel.

En 2019, cuando fue detenida Ressa, la Unión de Periodistas de Filipinas declaró que el caso contra la periodista filipina era un claro ataque del Ejecutivo de Duterte, que no había ocultado su aversión por Rappler y otros medios, contra la prensa independiente. Reporteros Sin Fronteras también se sumó a las críticas contra el Gobierno: “No es un asunto judicial, sino un intento de amordazar a un medio y a una periodista reconocida internacionalmente por su profesionalidad e independencia”.

Ressa y su portal fueron, con sus investigaciones y publicaciones críticas, el azote de Rodrigo Duterte. La periodista siempre ha sostenido que los numerosos casos judiciales a los que se enfrenta responden a una campaña de persecución política.

‘Rappler’, a juicio
La periodista y su portal tienen todavía tres casos pendientes de resolución por la justicia filipina. En junio de 2022, la Comisión de Bolsa y Valores de Filipinas (SEC, por sus siglas en inglés) ordenó el cierre de Rappler por violar supuestamente las restricciones impuestas en el país sobre la propiedad de medios de comunicación en manos de entidades extranjeras. Fue un gran revés para la libertad de prensa en Filipinas, tan solo un día después de que Duterte abandonase el palacio de Malacañán. Desde Rappler negaron tales acusaciones y recurrieron la decisión. La apelación está todavía pendiente de resolución.

El ente regulador ya emitió una decisión judicial similar contra Rappler en enero de 2018, tras la cual el digital continuó operativo. El portal fue fundado en 2012, se convirtió en un medio de referencia para combatir la desinformación y destapar muchos de los abusos cometidos durante la batalla contra los estupefacientes lanzada por Duterte en 2016. Human Rights Watch denuncia la muerte de hasta 30.000 personas en esa campaña antidrogas, contra la que el Tribunal Penal Internacional (TPI) autorizó en septiembre de 2021 una investigación por posibles crímenes contra la humanidad.

Duterte anunció en 2018 la salida de Filipinas del TPI, pero tuvo que esperar hasta 2019 para hacerla efectiva. La artimaña del expresidente filipino consiguió limitar el trabajo de los jueces, ya que solo pudieron investigar el periodo en el que todavía era un Estado miembro: entre el 1 de noviembre de 2011 y el 16 de marzo de 2019. Los magistrados consideraron que, con los datos presentados hasta la fecha por la Fiscalía, dicha campaña contra el narcotráfico equivale a un ataque sistemático contra la población civil. Las autoridades filipinas cifran en “unos 7.000″ los muertos en las redadas policiales.

Ressa fue galardonada con el Nobel de la Paz en octubre de 2021, precisamente por su investigación sobre la controvertida guerra contra las drogas del expresidente filipino, así como por combatir las noticias falsas y la desinformación en el archipiélago asiático.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here