Comienza una nueva era; mujeres al mando

Por primera ocasión en la historia de los Mundiales todo el cuerpo arbitral fue femenil

0
284

AL KHOR, Qatar.- La jueza central francesa Stéphanie Frappart y las auxiliares, la brasileña Neuza Back y la mexicana Karen Díaz Medina, pusieron a 92 años sin una terna arbitral femenina en un Mundial de futbol varonil.

El trío dirigió el choque definitivo del Grupo E entre Alemania y Costa Rica, con victoria europea 4-2, en el estadio de Al Bayt, en Al Khor, al norte de la capital de Qatar, un país especialmente cuestionado por los derechos de la mujer desde su nominación como sede mundialista.

Desde la Copa del Mundo de Uruguay 1930, la primera de la historia, todos los colegiados habían sido hombres, hasta la incursión la noche de este jueves de Frappart, Back y Díaz, con el respaldo de la hondureña Said Martínez como cuarta árbitra y de la estadunidense Kathryn Nesbitt como encargada del órsay en el VAR.

El equipo arbitral no tuvo mayores inconvenientes al mando de un electrizante juego que selló la eliminación de Alemania en fase de grupos por segunda vez consecutiva.

Su mayor reto estuvo relacionado con una aparente falla técnica en el intercomunicador con el VAR, lo que demoró un par de minutos la validación del cuarto tanto de los alemanes, anotado por Niclas Füllkrug (89’), y en el que Back había sancionado fuera de juego de forma errada.

Frappart, oriunda de Val-d’Oise, rompió a los 38 años la última barrera que le faltaba en su pionera carrera en el balompié, iniciada en 1996.

Es una gran evolución, un reconocimiento de mis cualidades. Ésta es mi línea de conducta desde el principio, me eligen por mis competencias, no por mi género”, dijo Frappart.

La mexicana Karen Díaz cumple su sueño

La mexicana Karen Díaz llegó a la cima del arbitraje en el deporte más popular del planeta luego de más de una década como asistente de línea y la oposición inicial de su familia.

Sin que sus padres lo supieran, empezó a dirigir en torneos barriales para pagar sus estudios en ingeniería agroindustrial. Lo que se inició como un salvavidas económico se transformó pronto en un proyecto de vida.

¡Qué te pasa! ¡Te vas a morir de hambre!”, le dijo su madre cuando supo que se había decantado por ese oficio, recordó Díaz en una entrevista hace unos años.

La nacida hace 38 años en Aguascalientes se empeñó en dedicarse a una profesión poco lucrativa, según ella, por encima de ejercer su carrera universitaria.

Debutó como profesional en 2009 y en la primera división mexicana en 2016, donde cuatro años después se transformó en la primera mujer en oficiar una final. Ha participado en numerosos torneos internacionales de clubes y selecciones de la Concacaf, tanto femeniles como varoniles.

El arbitraje es una pasión que te desafía todos los días tanto física como mentalmente”, dijo en una entrevista con la Concacaf antes del comienzo del Mundial. “Creo que todas las mujeres del mundo somos de desafíos y cada día hay un partido para arbitrar”.

AFP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here