Esperan empuje mexicano; Hernández saborea viaje

El liniero ofensivo señala que un triunfo en el Azteca puede catapultar el vuelo de Arizona

0
223

Las últimas dos veces que el Estadio Azteca recibió juegos de temporada regular de NFL, los ganadores de esos encuentros alcanzaron el Super Bowl. Para el jugador de origen mexicano Willl Hernández, los Cardenales tienen el talento para continuar con esa inercia.

En 2017 los Patriotas de Nueva Inglaterra vencieron 33-8 a los Raiders de Oakland, y a principios de febrero del 2018 llegaron hasta el Super Bowl, donde cayeron ante las Águilas de Filadelfia. Dos años después, los Jefes de Kansas City derrotaron 24-17 a los Cargadores de Los Ángeles y a la postre terminaron venciendo en el gran juego a los 49s de San Francisco, justo el rival de los pájaros rojos el próximo lunes.

Este equipo puede estar en el Super Bowl”, dijo Hernández, quien había sido titular en los primeros nueve partidos de la temporada con Arizona, hasta que se lesionó del pecho. Tienen marca de cuatro ganados y seis perdidos.

Ir a México debe ser mágico, desde el hecho de salir de la rutina, del viaje, del estadio, y además sentir la electricidad, la energía de los mexicanos en las gradas. Si debe ser algo que puede dar ese empujón para llegar al Super Bowl, no dudo que a esos equipos los ayudó antes y creo que nosotros tenemos el talento para hacerlo”, declaró para Excélsior.

Hernández nació en Las Vegas pero sus dos padres son nativos de la Ciudad de México, por lo que tiene un gran conexión con el país. Pese a que no jugará, hará el viaje con el equipo.

Entiendo que las lesiones son parte del juego, pero de verdad que ésta me dolió muchísimo”, explicó Hernández. “Desde que llegué a jugar aquí, agarré el calendario y le dije a mi familia, y todos estaban muy ilusionados de verme jugar allá. Voy a ir a echarles porras a mis compañeros, y a explicarles qué significa cada cosa. La mayoría nunca ha estado en México, están muy emocionados de poder jugar allá”.

Si la racha del Azteca continúa y los Cardenales ganan el lunes por la noche, se convertirían en el tercer equipo en la historia en disputar el Super Bowl en su casa, ya que el gran juego está programado en el State Farm de Glendale.

LA NIEVE LOS OBLIGA A LOS BILLS A SALIR DE SU CASA
Debido a una fuente tormenta de nieve que se espera para este fin de semana en Buffalo, la NFL junto con las autoridades locales decidieron trasladar el juego entre los Cafés y los Bills al Ford Field de Detroit.

La tormenta podría arrojar una cantidad récord de nieve durante el fin de semana y la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, ya emitió un estado de emergencia para la región.

Los Bills jugarán en Detroit en semanas seguidas.

-De la Redacción

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here