Amor paternal, el de Enrique Meza

Fue el arquitecto de etapas ganadoras en Toluca y Pachuca por lo que siente cariño por ambos equipos

0
446

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque será la primera vez que el Toluca y el Pachuca se enfrenten en una final, ambas instituciones tienen algo en común, un pilar histórico de sus vitrinas, a Enrique Meza.

Como estratega, el Ojitos representó un enorme aporte para los clubes que juegan esta final, tres títulos de liga con el Toluca y cuatro con el Pachu­ca, uno de ellos la Copa Suda­mericana de 2006, por lo que citar un favorito es imposible para él por el cariño paternal que les profesa.

Entender o irle a un solo equipo, no. Son equipos con los que trabajé, gracias a que me fue muy bien es difícil pensar en que gane uno y pierda el otro”, manifestó.

Para los Diablos Rojos, Meza ocupa un sitio de honor, al lo­grar desde la dirección técnica tres de los 10 títulos de liga que reposan en las vitrinas: (Verano 98’, Verano 99’ y Verano 00’). Eso fue la catapulta para dirigir a la Selección Nacional.

Por otro lado, en la Bella Airosa, los Tuzos contemplan que uno de sus seis trofeos fue producto de la gestión del Ojitos (Clausura 2007). Sin embargo, su legado se extiende más allá, al prestigio internacional que significó la conquista de la Copa Sudamericana 2006.

Les tengo mucho cariño a los dos”, recalcó.

Respecto a la final del Aper­tura 2022, Enrique Meza se mostró complacido por el pro­tagonismo de Diablos y Tuzos, “merecidamente finalistas, no fue esto una casualidad, porque ambos llegan en buen momen­to, tratando de hacer las cosas bien, lograron los méritos su­ficientes, aunque se diga que tal u otro equipo merecía estar en la final”.

Meza prefiere reservarse la expectativa de que será una final trepidante y espectacular. De acuerdo con su experiencia, dijo que “es difícil el espectáculo en una final, hay ocasiones en que los partidos son apretados”.

Enrique Meza quiso hacer una mención especial a la pla­nificación deportiva del Toluca, luego de los momentos grises tras el arribo de Ignacio Ambriz como técnico.

Nacho, quiero pensar que junto a Sinha (director depor­tivo y exjugador de Meza con los Diablos), formó este equipo. Eligieron bien a los jugadores. Nacho llevó a varios con los que ya había trabajado”.