Banxico no tiene que seguir ‘paso a paso’ a la Fed, dice Esquivel

La Fed se enfrenta a un mercado laboral muy ajustado, pero esa no es la situación en México, señaló el subgobernador.

0
234

El Banco de México (Banxico) no elevará necesariamente las tasas de interés al mismo tiempo que la Reserva Federal a lo largo de todo el ciclo de ajuste monetario, según el subgobernador Gerardo Esquivel.

El Banxico tradicionalmente ha tendido a igualar los aumentos de la Fed para evitar desestabilizar los flujos de capital que podrían tener un impacto en el peso.

La semana pasada, siguió a la Fed en su alza de tasas de medio punto porcentual, llevando su tasa a 7 por ciento, frente al 4 por ciento existente cuando dio inicio al ciclo de alzas en junio.

“Podemos movernos a la par con la Fed por un tiempo, como lo hemos hecho en las últimas dos decisiones, pero eso no es necesariamente lo que sucederá en el futuro por una razón: comenzamos antes que la Fed”, comentó el lunes Esquivel a Bloomberg News en una entrevista y señaló que México está más cerca que Estados Unidos de su tasa neutral, el nivel que no acelera ni desacelera la economía.

“La Fed se enfrenta a un mercado laboral muy ajustado, pero esa no es la situación en México”, agregó. “En Estados Unidos, se enfrentan a un exceso de demanda en ciertos mercados; ese no es el caso en México”.

¿El Banxico se pondrá más ‘rudo’?
Cuando uno de los cinco miembros de la junta de Banxico votó a favor de un aumento de 75 puntos básicos la semana pasada, el banco señaló que podría evaluar “medidas más contundentes” si es necesario para alcanzar su objetivo de inflación del 3 por ciento, más o menos un punto porcentual. La inflación llegó al 7.68 por ciento en abril, su nivel más alto desde enero de 2001.

La directriz a futuro fue un esfuerzo por anclar las expectativas de inflación indicando que, si los precios no se mueven como se espera, “estaremos abiertos y dispuestos a movernos un poco más rápido”, sostuvo Esquivel. “Eso no significa necesariamente que vaya a suceder, eso solo significa que está en discusión”.

Esquivel ha sido consistentemente el miembro más dovish de la junta, discrepando de la mayoría durante todas las decisiones del ciclo actual, excepto las dos últimas. Si la junta votará por un aumento de 75 puntos básicos, sería el mayor desde que el banco adoptó una tasa de interés a un día para apuntar a la inflación en 2008.

El exprofesor de economía dijo que apoya el esfuerzo del presidente Andrés Manuel López Obrador para hacer frente a la inflación a través de un pacto de precios con las principales empresas sobre los bienes más populares en la canasta mexicana, que son principalmente alimentos que constituyen la mayor parte del gasto de los mexicanos más pobres.

La desaceleración de las alzas de precios de los alimentos “podría ayudar a mitigar no solo las complicaciones de estas presiones inflacionarias, sino también a mitigar las demandas salariales futuras, los aumentos salariales”, que tienen un impacto significativo en la inflación, indicó Esquivel.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here