Camiones calcinados a las afueras de la Fiscalía de Sultepec, Estado de México, el 3 de mayo de 2022. Foto: RR.SS

Un grupo armado atacó a balazos la sede de la Fiscalía del Estado de México en el municipio de Sultepec, en el sur de la entidad, puerta de entrada a la región de Tierra Caliente. Es el cuarto ataque contra inmuebles o agentes de la dependencia en poco más de un año. En un comunicado, la Fiscalía ha informado de que dos agentes de la policía estatal que custodiaban el edificio resultaron heridos. Ni de manera oficial, ni como nota en medios locales se ha apuntado el posible motivo de tantos ataques.

Todas las agresiones se han dado en un radio de poco más de 50 kilómetros. En noviembre, gatilleros emboscaron un contingente de la policía ministerial en Texcaltitlan, muy cerca de Sultepec. Dos agentes murieron y otros seis resultaron heridos. En octubre, criminales emboscaron de nuevo a agentes de la fiscalía muy cerca de allí, en la carretera que va de Ixtapan a Almoloya de Alquisiras. No hubo muertos ni heridos esa vez. Antes, en marzo, sicarios tirotearon un convoy de policías estatales y ministeriales en Coatepec Harinas, cerca de Ixtapan. 13 agentes murieron entonces.

El suceso de marzo movió la atención de los medios por unos días al sur del Estado de México, región rural, con fuerte presencia de grupos de criminales organizados, que se mueven entre los municipios mencionados arriba y los que figuran más al sur, caso de Tejupilco, Luvianos o Tlatlaya, además de los vecinos del Estado de Guerrero, caso de Arcelia. Entonces, la Fiscalía estatal informó de la detención de 25 personas y divulgó la idea de que el grupo criminal la Familia Michoacana estaba detrás del ataque. Incluso distribuyó imágenes de tres individuos, con sus nombres y apellidos, como presuntos autores intelectuales de la agresión: Alberto Romero Pérez, alias Macrina, Silverio Martínez Hernández, conocido como Fierros, y Gilberto Misael Ortiz Trujillo, señalado como Barbas.

Con el paso de los meses, la Fiscalía informó de nuevas detenciones, caso por ejemplo de Rodrigo, alias El Chamarras y Cristian, alias El Chango, los dos en octubre, o Juan Pedro, alias El Pitufo, en enero. En ambos casos, la dependencia señaló su presunta pertenencia a la Familia Michoacana. Ocurre, sin embargo, que ninguno de los tres era parte del trío cuyas fotos había divulgado la fiscalía meses antes, poco después del ataque.

En el caso de Sultepec, los criminales bloquearon varias carreteras en la zona tras el ataque, principalmente la que conduce a Toluca, capital del Estado. En redes sociales se reportó igualmente el bloqueo de la vía que va a Ixtapan.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here