Estímulos fiscales hicieron su ‘magia’ en marzo: la gasolina solo subió 2%

El precio del combustible para los estadounidenses se elevó más de 17 por ciento en el tercer mes del año.

0
251

El conflicto bélico entre Ucrania y Rusia causó turbulencia en el mercado energético durante marzo, al lanzar hasta las nubes los precios de referencia de petróleo a nivel internacional, sin embargo, en México, los consumidores de gasolina no notaron alzas considerables, debido principalmente a los estímulos fiscales que otorgó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Durante el primer día de marzo, el precio del litro de gasolina regular se ofrecía en 20.952 pesos, mientras que al cierre de mes, el precio rondó 21.383 pesos, lo que representó un incremento de 2.1 por ciento, según datos divulgados por PetroIntelligence.

Este incremento fue mucho menor al que se percibió en Estados Unidos, ya que los estadounidenses iniciaron marzo pagando 19 pesos por litro y terminaron desembolsando 22.2 pesos, es decir, un incremento de 17.3 por ciento en un mes, revelaron datos de Asociación Automovilística Estadounidense (AAA, por sus siglas en inglés).

Para el caso de la gasolina premium, el precio pasó de 23.037 a 23.363 pesos por litro, lo que significó un alza de apenas 1.4 por ciento, mientras que el diésel presentó un incremento mensual de 1.9 por ciento, al pasar de 22.459 a 22.884 pesos por litro.

Durante marzo, los precios de referencia Brent y WTI sobrepasaron la barrera de los 100 dólares por barril, llegando a tocar picos de 130 y 125 dólares por barril, respectivamente, el 8 de marzo. La mezcla mexicana hizo lo propio, al llegar a cotizarse en 119 dólares por barril, su mayor nivel en 10 años.

Debido a estos acontecimientos, la Secretaría de Hacienda se vio ‘generosa’ con los estímulos fiscales, ya que casi todo el mes se establecieron estímulos al 100 por ciento para la gasolina regular, premium y diésel.

La excepción fue del 5 al 11 de marzo, cuando la gasolina premium ‘únicamente’ recibió un estímulo de 97.14 por ciento.

Además, a partir del 4 de marzo, Hacienda tuvo que implementar estímulos complementarios aplicables al IVA e ISR para ayudar a mantener estables los precios de los combustibles.

Por lo tanto, es previsible que la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para combustibles se ‘diluya’ en marzo, ya que durante el primer bimestre del año se observó una reducción anual de 60.5 por ciento, a pesar de que los estímulos rondaron entre los 59 y 90 por ciento.
P

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here