Factor externo en 2024, pero a lo mejor no determinará candidato

Carlos Ramírez | INDICADOR POLÍTICO

0
273

La guerra Rusia-Ucrania azuzada por la estrategia de seguridad nacional de Estados Unidos va a dominar el escenario nacional en países que de alguna manera u otra estarían en la lógica de los intereses geopolíticos de la Casa Blanca, aunque existan dudas de que la crisis de la política exterior mexicana pudiera determinar al candidato 2024.

Los primeros indicios del impacto internacional en México se resintieron en las últimas semanas con el activismo de la Casa Blanca para copar y absorber a México como una especie de protectorado de seguridad nacional. En los hechos, la comunidad de los servicios de inteligencia y seguridad nacional se han apropiado de la agenda geopolítica de Estados Unidos con México.

En este escenario, la revista digital Palacio Nacional 2024 que circula a partir de hoy (https://indicadorpolitico.com.mx/?page_id=12227) realiza el primer acercamiento a esta temática de los intereses estadounidenses en México y la manera en que pudieran influir e impactar sobre el proceso interno de nominación del candidato de Morena a la presidencia y la forma en que Estados Unidos se está convirtiendo en la tabla de salvación de los sectores conservadores que buscan la alternancia partidista en el 2024.

Las experiencias del pasado han mostrado el interés de Estados Unidos para influir en el rumbo de la candidatura presidencial y de las elecciones, aunque sin haber podido romper con el muro de protección sistémico del régimen priísta que sigue vigente hasta la fecha.

De acuerdo con la experiencia histórica, la Casa Blanca influyó en la nominación presidencial de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, aunque careció de resultados en el aprovechamiento de su influencia y esas nominaciones quedaron subordinadas a la lógica de la dependencia económica, política y geoestratégica de Estados Unidos por los compromisos de subordinación del Tratado de Comercio Libre.

La edición de esta semana de Palacio Nacional 2024 recuerda el escenario sucesorio de 1994 y trae a colación los compromisos de subordinación de México a la estrategia de seguridad nacional de Estados Unidos. Asimismo, recupera la crisis de 1984-1985 cuando el embajador John Gavin y el presidente Reagan aprobaron un operativo de presiones sobre México para alejarlo de Cuba y Nicaragua y acercarlo a asuntos tan determinantes como la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1989 y el acoso a la URSS.

A pesar de todo el poder desestabilizador, en la edición de la revista se recuerda que Estados Unidos nunca ha podido abrir el ostión sucesorio y solo se ha podido concretar a ir limitando los márgenes de maniobra de los candidatos oficiales y presidentes en turno. La CIA y la Dirección de Inteligencia Nacional de la Casa Blanca siguen sin entender los procesos políticos mexicanos.

Los colaboradores de Palacio Nacional 2024 revisan las circunstancias coyunturales de la sucesión. Alma Beatriz Navarro registra el tránsito del dedazo unipersonal del presidente de la República a la lucha de facciones al interior de la élite gobernante. Gerardo Lozada se refiere a la caja de Pandora que ha comenzado a abrirse con el caso de Juan Collado. Rafael Abascal revisa el escenario electoral de gobernador en Durango. Patricia Campos centra la atención en Claudia Sheinbaum Pardo a partir de un liderazgo local capitalino.

Diego Velázquez aborda el escenario complicado de nuevos protagonistas políticos que algunos sectores están potenciando hacia la carrera presidencial, pero más por posicionamiento circunstanciales que por representar nuevos bloques de poder; En este sentido se refiere a la senadora Lily Téllez, la rusofobia y el feminismo conservador que ha comenzado a ocupar espacios del debate nacional, con grupos tan perfilados como las brigadas Juana de Arco y la sección femenina del falangismo. La senadora Téllez estaría representando los intereses de la ultraderecha europea que se han montado sobre la crisis en Ucrania.

Marcela Maldonado analiza las mañaneras como una estrategia política de comunicación que estaría dando el marco referencial de la sucesión. Samuel Schmidt y se pregunta si en los hechos las mujeres y los jóvenes realmente pudieran inclinar la balanza electoral hacia algún precandidato. Y Francisco Gómez Maza analiza el modelo de Sheinbaum de construir una candidatura desde la regencia capitalina.

Política para dummies: La política ha sido una cerradísima Concha de ostión que ha definido el nacionalismo sucesorio mexicano.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here