Arturo Zaldívar respondió a los familiares de las acusadas por el fiscal Alejandro Gertz Manero que el caso se resolverá conforme a la Constitución. (Cuartoscuro)

Familiares de Laura Morán y Alejandra Cuevas (presa), acusadas por el fiscal Alejandro Gertz de la muerte de su hermano Federico, encararon al ministro presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar, a quien clamaron, entre gritos y llantos, justicia.

“Tú tomaste el caso de mi mamá y lo jalaste a la Suprema Corte y me dejaste otra Navidad sin ella, eso no se hace, viniste a hablarnos de justicia [a la Universidad Iberoamericana], ¿dónde está la justicia? Todo lo que le dices a estos alumnos son puras pendejadas”, le recriminó Ana Paula Cuevas, hija de Alejandra.

Exaltada y entre lágrimas, la mujer se hincó frente al ministro y le dijo que su madre lleva 452 días injustamente encarcelada: “Que harías si fuera tu mamá?”, le cuestionó.

“Te lo suplico, esto no puede seguir, soy mamá de tres hijos y estoy aterrada de criarlos en México, aterrada de vivir en México, porque no existe nada, porque no existen las leyes, no existen los Ministerios Públicos, mi mamá no hizo nada, te lo suplico, clemencia”, insistió.

Presentación de la reforma judicial 2021
El ministro Zaldívar, acudió este lunes a ofrecer una conferencia en la Universidad Iberoamericana en la que dio a conocer las bondades de la reforma judicial de 2021, que él mismo impulsó, y a la que calificó como la reforma de mayor calado en la historia del Poder Judicial federal.

Ahí, aseguró que, gracias a esa reforma, se ha blindado al Poder Judicial federal de muchos vicios que tenía y de tentaciones que hubieran puesto en riesgo su independencia.

Señaló que con ella se ha elevado a rango constitucional el combate a la corrupción, el nepotismo, el acoso sexual y la violencia de género. Además, apuesta por la paridad y la igualdad sustantiva.

Dijo que también se busca un perfil diferente de juzgador y juzgadoras federales, más sensibles, modernos, comprometidos con la gente, con mayor sensibilidad social y humana, y una defensoría pública que llegue a todos los rincones del país para defender a la gente más pobre.

“Cuando se afirma que se tiene un nuevo Poder Judicial, no es un discurso triunfalista, sino realista que se puede demostrar con hechos”, dijo.

En seguida, durante la sesión de preguntas y respuesta, el ministro fue encarado por familiares de Laura Morán, cuñada del fiscal Alejandro Gertz y quien, pese a sus 94 años, tiene una orden de aprehensión; así como la hija de ésta, Alejandra Cuevas Morán, actualmente presa.

Entre gritos y llantos, clamaron justicia y pidieron un freno a la “atrocidad jurídica” que enfrenta esta familia por parte del fiscal Gertz Manero a quien señalaron de usar todo el poder del Estado contra Laura y Alejandra.

“No permita que Alejandro Gertz, que fue el cuñado de mi abuela durante 52 años, extermine al Poder Judicial y termine con el legado de ministras y ministros, por este poder absoluto que tiene el fiscal”, dijo Alonso Castillo, hijo de Alejandra. Su hermana Ana Paula Castillo, incluso encaró al ministro Zaldívar, se hincó frente a él y le clamó justicia entre gritos y llanto.

Al final, Zaldívar dijo tener la conciencia tranquila, aceptó el reclamo y explicó el papel de la Suprema Corte en los casos de Laura y Alejandra. Aseguró que su caso se atrajo para que ninguna de las dos partes puedan alegar que se resolvió por influencia de nadie.

Señaló que fuera de toda duda razonable, el caso se resolverá conforme a la Constitución, sin presión ni consideración distinta que la Ley y los derechos humanos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here