Un niño pensativo.UNSPLASH

Según el último informe del INE, solo en 2019 hubo un total de 91.645 divorcios en nuestro país. Esta cifra ofrece una pista bastante clara de la cantidad de niños que ven cómo sus padres, por decisión mutua o unilateral, deciden tomar caminos diferentes en su vida. Caminos que, aunque suponen una distancia de pareja, no debería suponer lo mismo con respecto a los hijos. Es lo que recomiendan los expertos y lo que se denomina parentalidad responsable, que debe ir más allá de la separación. Y para conseguir este objetivo ha surgido Unaf Parentâlis que ayuda a padres y madres a que se comuniquen entre ellos y así mejorar el desarrollo emocional de todos.

José Luis Gonzalo Marrodán, psicólogo especializado en traumas infantiles y educación basada en vínculos afectivos, y autor de Cuando mi corazón calma, resume de una manera muy sencilla y fácil de entender lo que se debería hacer: “Pensar no en el derecho de los padres, sino en el derecho de los niños. O, dicho de otro modo, poner el foco siempre en el interés superior del niño”. Pero también empatizar con el crío y entender que sufre cuando sus padres están en guerra. “Son sus dos grandes pilares, las personas a quienes más quiere ese niño”.

Por lo que cuenta el psicólogo clínico, es sencillo de entender, pero no tanto de practicar, si tenemos en cuenta que los datos refieren en torno a un 50% de divorcios conflictivos o judicializados, alargados en el tiempo. Con el sufrimiento que esto puede suponer para los hijos. Sufrimiento y problemas a medio plazo: “Según los estudios y lo que yo veo en consulta, el estrés de una mala separación en la que hay un conflicto perpetuo puede suponer en niños especialmente vulnerables debutar en trastornos de conducta, emocionales, de alimentación…” Así de claro y así de duro.

Disponible en Google Play y en App Store
Esta perspectiva y muchos años de trabajo en Mediación Familiar ha impulsado al equipo de UNAF a crear una app gratuita (está financiada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030) disponible en Google Play y en App Store, y pensada para ayudar a padres separados a ejercer su corresponsabilidad parental… Una de las claves de Unaf Parentâlis es facilitar la comunicación funcional entre todos los miembros de la familia, independientemente de si hay custodia exclusiva o compartida.

Para conseguirlo se han creado apartados como Agenda, Gastos, Mensajes o Contactos. “La aplicación en sí es una forma de ayudar a que ambos progenitores puedan disponer de la misma información y comunicarse de una manera más efectiva”, afirma Marta Chacón Crespo, Mediadora Familiar y Técnica de Sensibilización en Ruptura de Pareja de UNAF.

Una de las apuestas más interesantes es la Agenda, que permite compartir con el otro progenitor lo que los hijos hacen en su día a día. Explica Chacón Crespo: “En ocasiones, los niños y niñas se sienten fiscalizados cuando uno de los progenitores les interroga qué han hecho con el otro. La conversación es muy distinta si sabes dónde ha ido y solo le preguntas qué tal lo ha pasado”. De paso, el pequeño siente que le importas, y que no que está traicionando al otro progenitor cada vez que cuente algo.

Acabar con los niños mensajeros
Pero para que todo esto funcione hay que partir de una premisa: ambos padres deben estar de acuerdo. “El uso de la aplicación puede favorecer la comunicación y ayudar a mejorarla, pero no la sustituye. El propósito es que la fomente. Puede despersonalizar algunas comunicaciones, lo que resulta conveniente en la transmisión del mensaje cuando la relación no es buena”.

Precisamente los mensajes pueden llegar a ser una gran fuente de conflictos. Más aún si se utiliza a los hijos como mensajero. Lo de ‘dile a papá que…’ o ‘dile a mamá que…’ no es un buen método, por cuanto implica directamente la intervención de los niños. “Hay muchas herramientas de comunicación en nuestros dispositivos, pero esta dispone de elementos para centrar el tema y busca obtener respuestas concretas, y sobre todo, aconseja cómo deben comunicarse”.

Tampoco funciona que solo uno de los dos tenga los contactos que son importantes para los pequeños. Ambos progenitores deben poder acceder a las personas que son significativas para los hijos. Por eso se creó una herramienta en la que se pueden tener los contactos de forma compartida entre ambos: “Tenemos en nuestros móviles media vida en contactos. Tener unificados en un lugar solo los que afectan a nuestros niños y niñas, y poder compartirlos con el otro progenitor nos puede agilizar mucho algunos trámites”. Algunos tan sencillos como organizarse con otros papás para ir y venir a extraescolares o a cumpleaños de los amigos. Son pequeños inconvenientes de las separaciones, pero que son importantes para ellos y por eso, como dice la Mediadora Familiar, “hay que tratar de ponerle solución”.

Mayor implicación en la crianza
Aunque está pensada para progenitores que deben ejercer su responsabilidad parental a distancia, generalmente tras una separación, Unaf Parentâlis puede resultar útil para casos tan dispares como familias en las que los padres viven en distintas ciudades. O, simplemente, para progenitores que, “sin estar separados, buscan una mayor implicación en la crianza de los hijos”, aclara Marta Chacón Crespo. Porque los padres sabemos que solo trabajando la afectividad, la comprensión, pasando tiempo con ellos y permaneciendo a su lado en el día a día, seremos capaces de entenderles, ponerles límites y ayudarles en su desarrollo. Al fin y al cabo y como dice la Técnica de Sensibilización en Ruptura de Pareja de UNAF, “eso es parentalidad”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here