El gobernador demócrata de Nueva York Andrew Cuomo en una rueda de prensa.RICHARD DREW / AP

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, un peso pesado del Partido Demócrata cuyo nombre ha sonado constantemente como posible presidenciable, acosó sexualmente durante años a múltiples mujeres y represalió a quien se quejó, según ha concluido una exhaustiva investigación independiente encargada por la Fiscalía a raíz de las primeras denuncias públicas, que trascendieron en febrero. Las acciones de Cuomo incluyen abusos físicos, comentarios y la intimidación para disuadir las denuncias; violan leyes federales y estatales, y dejan a este patricio de la política estadounidense, hijo del famoso gobernador Mario Cuomo y hermano de la estrella de la CNN, Chris Cuomo, con escasas posibilidades de seguir adelante. Hasta ahora, siempre ha negado las acusaciones y se ha rechazado dimitir pese a las presiones desde su propio partido.

Las pesquisas se han prolongado durante cinco meses y han corrido a cargo de dos abogados independientes que han entrevistado a 179 personas, revisado 74.000 materiales (correos, documentos, mensajes, fotografías) e interrogado al propio gobernador durante 11 horas. El documento resultante, de 165 páginas, describe un ambiente tóxico, de “miedo e intimidación”, idóneo para cometer los abusos de forma impune. Joon H. Kim, uno de los dos abogados al frente del caso, recalcó en una rueda de prensa: “Nuestra investigación ha revelado que estos no eran incidentes aislados, sino que formaban parte de un patrón de comportamiento”.

La conferencia de prensa resultó demoleadora. Tomó la palabra la fiscal general, Letitia James, quien calificó de “perturbadoras” las revelaciones obtenidas y dijo que el gobernador de Nueva York había cometido delitos —”ha infringido leyes estatales y federales”, dijo—, lo que, pese a que la investigación es civil y algunos episodios han prescrito, dejan a Cuomo en una posición imposible. Acto seguido, los investigadores detallaron varios de los casos. El informe incluye algunos conocidos a través de las denuncias que se hicieron públicas en febrero, pero también nuevos, como el de una policía que solicitó tener a su servicio.

Cuomo, de 63 años, vivió un 2020 de gloria mediática por su gran capacidad de comunicación en la crisis de la pandemia, pero entre finales de ese año y principios de 2021 comenzaron a aflorar dos graves crisis: los datos falseados para ocultar la mala gestión de las residencias de ancianos y las primeras denuncias públicas de acoso. En marzo, una quincena de legisladores demócratas por Nueva York, entre ellos los prominentes Chuck Schumer, el líder del Senado, Alexandria Ocasio-Cortez y Jerry Nadler reclamaron su renuncia. Cuomo defendió su inocencia y pidió una investigación independiente. Las conclusiones de esta acaban de hacerse públicas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here