Morena sería el partido que juntara de nuevo a López Obrador con Monreal (Cuartoscuro)

Cuando Marina del Pilar tome posesión como la primera gobernadora en la historia de Baja California el próximo 1 de noviembre, Morena consolidará su mayoría en cuanto a mandatarios estatales.

Y es que cuando eso ocurra, 17 de lass 32 gobernadoras y gobernadores serán de ese partido. Esa perspectiva será la ‘base’ con la que Morena busque la desaparición de uno de los órganos más criticados en el sexenio: la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

“Se acabó la Conago como un instrumento de politiquería y sólo para estar exigiendo al Gobierno federal más dinero, sin revisar sus presupuestos”, advirtió Mario Delgado después de una reunión con los 11 gobernadoras y gobernadores electos de Morena.

Curiosamente hace 19 años, este organismo fue fundado por dos de las figuras morenistas más destacadas de la actualidad: el presidente Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado.

Fundación bajo el Gobierno de Fox
Oficialmente, la Conago empezó a existir el 13 de julio de 2002, en Cancún Quintana Roo por los gobernadores que pertenecían al PRI y PRD, los partidos de oposición al PAN, que tenía la Presidencia de la República con Vicente Fox.

Entre esos mandatarios estaban el ahora titular del Ejecutivo. En ese año, López Obrador era jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, y competiría por primera vez por la Presidencia cuatro años después.

En septiembre del año pasado, el mandatario aseguró que respetaba la decisión de un grupo de gobernadores de la llamada Alianza Federalista que decidieron abandonar la Conago.

Otro de los fundadores fue David Monreal, entonces mandatario de Zacatecas, quien llegó a participar años después en la encuesta para escoger a la candidata o candidato de Morena para la jefatura de Gobierno de la CDMX (un ejercicio que ganó Claudia Sheinbaum).

Entre el grupo fundador también estaba el priista Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, quien en marzo de este año se declaró culpable de lavado de dinero ante la justicia de Estados Unidos.

Yarrington admitió recibir más de 3.5 millones de dólares en sobornos, dinero que utilizó para comprar fraudulentamente propiedades en EU.

La Conago quedó conformada por todos los gobernadores de México en 2003 después de que los mandatarios del PAN acordaron unirse al grupo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here