Los precios de la canasta básica presentaron una ligera reducción en mayo, debido a menores precios en verduras. (Cuartoscuro)

El precio promedio de la canasta básica que se puede adquirir en supermercados registró una ligera reducción durante mayo, al registrar un incremento anual de 5.8 por ciento, cifra inferior al 6.3 por ciento observado en abril, reveló un reporte del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) con información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Este precio promedio se obtiene al evaluar los precios de las principales tiendas de autoservicio de la CDMX, Guadalajara y Monterrey.

De manera desagregada, se pudo observar que Monterrey fue la ciudad que presentó el mayor incremento de precios, con una inflación anual de 6.4 por ciento, aunque esta cifra fue inferior al 7.8 por ciento observado durante el mes previo.

Para Guadalajara el incremento de precios se ubicó en 5.8 por ciento, mientras que para la CDMX se encontró en 5.1 por ciento a tasa anual.

Los productos que más ‘golpearon’ a los bolsillos de los consumidores mexicanos siguen siendo los del pasillo del sector pecuario (aves, carne, lácteos, entre otros).

El tridente de la carne de cerdo, pollo y res presentó incrementos anuales de 10.3, 9.3 y 7.7 por ciento, respectivamente.

“El precio de mercado del pollo aumenta por una mayor demanda, aunado al incremento en los precios de importación, mientras que en el caso de la carne de res, influye el aumento de los precios internacionales, sobre todo los de Estados Unidos, ya que inciden en el mercado interno y de exportación”, detalló GCMA.

Sin embargo, no todo fueron malas noticias, ya que durante mayo comenzó el incremento estacional en la producción de huevo, lo que comenzará a presionar sus precios a la baja. En mayo, el precio de este alimento no presentó ninguna variación respecto al año anterior.

Respecto al pasillo de granos y abarrotes, se observaron resultados divergentes, aunque de manera general, presentaron un encarecimiento de 2.4 por ciento anual.

Por una parte, se observaron alzas importantes en pasta para sopa (11.6 por ciento), arroz (10.5), frijol (10.3) y tortillas (9.8), aunque algunos productos también presentaron variaciones a la baja, como los bolillos (-5.9 por ciento), las galletas (-5.2), harina de maíz (-1.1) y café (-0.9).

“El incremento en los precios futuros del maíz a una tasa de 113.1 por ciento anual en mayo elevó costos de la industria y en consecuencia, los precios al consumidor, y por otra parte, la sequía redujo la producción de frijol, lo cual afecto a la oferta nacional, lo que ocasionó altos precios”, se puede leer en el reporte de GCMA.

En el departamento de frutas se registró un alza general de 8.3 por ciento. Los incrementos más importantes se concentraron en el limón sin semilla (78.2 por ciento), manzana golden (29), guayaba (18.4), durazno (15.6), uvas (15.2) y toronja (12.7).

Solo la fresa, el aguacate, la naranja y la papaya reportaron disminuciones anuales de precios, con variaciones a la baja de 12, 9.2, 6.8 y 3.5 por ciento, en cada caso.

Finalmente, el consumo de hortalizas fue el más benéfico para tu cartera durante mayo, ya que reportaron un decremento de 5 por ciento a tasa anual.

Diversos productos presentaron considerables reducciones de precio como el jitomate Bola (-35.2 por ciento), chile serrano (-31), jitomate Saladette (-28.6), cebolla (-28), calabaza italiana (-22.5), chile poblano (-14.9), y papa blanca (-9.5), entre otros productos.

Fuente: Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) y Profeco.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here