CIUDAD DE MÉXICO.- Los ánimos se calentaron cuando Casemiro derribó a James Milner con una fuerte barrida cerca de la banda al 24’, provocando la ira de los jugadores del Liverpool en el partido de vuelta contra el Real Madrid en los Cuartos de final de la Champions League.

El árbitro Björn Kuipers sólo mostró tarjeta amarilla al brasileño ante los reclamos del cuadro local.

Tras 45 minutos, el Real Madrid soportó la presión de los ‘reds’ al no encajar ningún gol.

El Liverpool tuvo el 51 por ciento de la posesión del esférico en la primera parte y realizó seis faltas por cuatro de los merengues.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here