Colectivos feministas pintaron los nombres de mujeres asesinadas en México en la valla instalada por el Gobierno para proteger el Palacio Nacional de las manifestación del 8M.SEILA MONTES

México conmemora el Día Internacional de la Mujer en medio de la relación conflictiva de Andrés Manuel López Obrador con el feminismo. El despliegue de seguridad en el centro histórico de Ciudad de México ante las manifestaciones de este lunes se ha convertido en el emblema más polémico de esta conmemoración en lo que existe poco que celebrar: el 68% de la población mexicana considera que la violencia de género ha aumentado notablemente este último año y un porcentaje similar (62%) cree que la actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador frente a los movimientos feministas no está siendo la adecuada, según una encuesta telefónica elaborada el 4 y 5 de este mes por la empresa Simo (Sistemas de Inteligencia en Mercados y Opinión) para EL PAÍS. Un año después de la multitudinaria marcha de 2020 y el histórico paro nacional femenino en rechazo a la violencia machista y para exigir la igualdad de oportunidades, el movimiento llega al 8-M aún más indignado por escándalos como el de aspirante a gobernador de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, de Morena, acusado de dos violaciones y varios casos de abusos sexuales a quien López Obrador, le ha ofrecido su apoyo incondicional. En país donde 10 mujeres son asesinadas al día y que tiene más de un 99% de impunidad en delitos de violencia sexual, miles de mujeres claman día a día por ser escuchadas por esta Administración
Estefanía Veloz, una militante de Morena que ha intentado aunar el feminismo con el proyecto de López Obrador desde el arranque de la Cuarta Transformación acaba de publicar en sus redes sociales que por “congruencia” con sus principios feministas decide renunciar al partido político. Veloz es una de las 500 mujeres que entre senadoras, diputadas y militantes que firmaron un escrito dirigido al presidente del Partido y a la Comisión de Honestidad de Morena para denunciar a Salado Macedonio y pedir su inhabilitación. “Mi lealtad y mi primera militancia no es con un partido, sino con las mujeres y con el feminismo. Renuncio en solidaridad con todas las víctimas de abuso sexual a las que no les han creído”.

Como les contaba esta mañana, el rechazo a la candidatura de Félix Salgado Macedonio, precandidato a la gubernatura de Guerrero por el partido Morena, está levantando ampollas. Este año el mensaje: “Un violador no será gobernador”, se leerá entre las consignas de la marcha. Desde hace un mes las redes sociales han recogido la opinión y el sentir de las mujeres sobre este tema. Académicas, escritoras, intelectuales y legisladoras reclaman al presidente López Obrador que rompa el pacto patriarcal y deje de proteger al político de su partido. “Ya rompimos el pacto, pero con la oligarquía”, ha respondido este lunes en su conferencia matutina el presidente.

El propio Salgado Macedonio tampoco ha querido dejar pasar este 8 de marzo para dedicarles unas palabras a las mujeres: “Mi respeto y admiración a las mujeres de nuestro estado, México y todo el mundo”. Es muy probable que mañana o el miércoles, Salgado Macedonio sea confirmado como candidato oficial de Morena, pese a las acusaciones de violación que tiene en su contra.

Este será el recorrido de la marcha de este 8-M en Ciudad de México

A unas horas de que comience la manifestación en Ciudad de México, los accesos al Zócalo están cerrados. Las fuerzas de seguridad han colocado vallas en las calles 5 de mayo, 16 de septiembre, Venustiano Carranza y Francisco I. Madero, una cuadra antes de llegar al Zócalo, según la prensa local. También la estación Zócalo de Metro permanecerá cerrada como en otras marchas. Se prevé que el contingente salga en torno a las 16.00 horas del Monumento a la Revolución, atraviese avenida Juárez y llegue a la plaza de la Constitución por la calle 5 de mayo.

Colectivos feministas crean un memorial de víctimas en la valla frente al Palacio Nacional

El despliegue de seguridad en el centro histórico de Ciudad de México ante las manifestaciones del 8 de marzo se ha convertido en un “muro de la memoria” contra la violencia. Decenas de mujeres han dejado flores para honrar la memoria las víctimas de la violencia machista en México. El portavoz de la presidencia, Jesús Ramírez, intentó el sábado suavizar la carga polémica de la instalación del cerco y lo definió como “un muro de paz”. Durante la intervención a las vallas colocadas se realizó también la proyección de distintas frases de protesta en las paredes del Palacio Nacional, como “Un violador no será gobernador” o “México feminicida”.

Señor presidente, en México se protege el Palacio Nacional antes que a las mujeres de los feminicidas y violadores

Más de 2.500 mujeres, entre ellas Natalia Lafourcade, Julieta Venegas, Alondra de la Parra, Martha Tagle, Gabriela Warkentin, Marcelina Bautista, Yásnaya Elena A. Gil y Carmen Boullosa, firman una carta para exigir a López Obrador que impulse un plan de seguridad con perspectiva de género y que rompa el pacto patriarcal.

“No estamos en contra ni de las mujeres ni del movimiento feminista que es un movimiento justo en favor de las mujeres. Estamos contra el autoritarismo, la manipulación, la hipocresía y la corrupción”, ha señalado el mandatario.

El Palacio Nacional amurallado en el 8-M

Las vallas frente a Palacio Nacional han sido la gota que ha colmado el vaso después de la defensa que el presidente ha realizado del precandidato de Morena a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, sobre el que pesan dos denuncias de violación y otros tres señalamientos por abuso y acoso sexual. El mandatario ha llegado a calificar las críticas de las mujeres dentro y fuera de su partido, como “politequería” y una “campaña mediática” orquestada por la oposición y los medios de comunicación.

Buenos días, soy Almudena Barragán desde Ciudad de México. Hoy se conmemora el día Internacional de la Mujer en medio de una jornada marcada por la tensión entre López Obrador y el movimiento feminista. Durante el fin de semana se instalaron frente al Palacio Nacional y otros edificios emblemáticos del centro de la ciudad, vallas metálicas de más de tres metros para proteger la sede del Gobierno y los monumentos de la manifestación que tendrá lugar este lunes por la tarde. “Es para evitar la violencia y que no haya heridos”, ha afirmado el presidente esta mañana en su conferencia matutina.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here