CIUDAD DE MÉXICO.- Cansado por la situación de no poder salir del club Amberes, el camerunés Didier Lamkel Zé realizó una insólita protesta al acudir al entrenamiento con la playera del acérrimo rival, Anderlecht.

Su acción de provocar a los dirigentes ha indignado a los aficionados, que, según varios medios, provocó que varios seguidores le amenazaran.

No somos guardaespaldas, pero nos tomamos la situación en serio. Es cierto que hemos detectado amenazas en su contra”, dijo Williem Migon, portavoz de la policía de Amberes.

El jugador intenta fichar por el Panathinaikos y al parecer, la dirigencia se opone.

En las imágenes que circulan en redes sociales, se aprecia que miembros del club no dejaron entrar a Lamkel a las instalaciones. El camerunés ya pidió disculpas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here