El ministro de Petróleo de Irán dijo que aún no se sabe a qué acuerdo se llegará y los próximos 2 a 3 meses serán importantes.Shutterstock

La mayoría de los miembros de la OPEP +, incluida Arabia Saudita, se opusieron este lunes a aumentar la producción de petróleo nuevamente el próximo mes, mientras que Rusia propuso el aumento máximo de suministro permitido por el acuerdo del grupo.

Las discusiones se reanudarán el martes, lo que le dará al grupo más tiempo para resolver las diferencias sobre la cantidad de petróleo adicional que puede absorber el mercado, ya que la acelerada pandemia de coronavirus amenaza con una ola de bloqueos más estrictos.

La posición de negociación inicial del ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, quien constantemente ha buscado mantener un estricto control sobre el suministro, fue revertir el aumento de producción de 500 mil barriles por día que el grupo logró este mes, dijeron los delegados. También indicó que aceptaría renovar los niveles de producción actuales en febrero, dijeron.

En sus comentarios de apertura, el príncipe destacó los riesgos para el mercado petrolero de una cepa más infecciosa del coronavirus, que ha aumentado los riesgos económicos incluso cuando el lanzamiento de vacunas ha impulsado los precios.

“A riesgo de ser visto como un aguafiestas en el proceso, quiero pedir precaución”, dijo el príncipe Abdulaziz al comienzo de la videoconferencia del grupo este lunes. “La nueva variante del virus es un desarrollo preocupante e impredecible”.

Argelia, Nigeria, Omán y los Emiratos Árabes Unidos también estaban a favor de mantener el suministro estable en febrero, dijeron los delegados, que pidieron no ser identificados porque la reunión era privada. Kazajstán apoyó la posición de Rusia.

El viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak, no dio ninguna señal pública sobre su posición y dijo que el mercado estaba en “una forma más saludable”, pero también advirtió sobre “incertidumbres en el futuro”. Sin embargo, a puerta cerrada, los delegados dijeron que reiteró su posición de que la alianza debería aumentar el suministro en 500 mil barriles por día el próximo mes, igualando el aumento de enero.

Enfoque cauteloso
La Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados están actualmente inactivando 7.2 millones de barriles por día, o alrededor del 7 por ciento de los suministros mundiales, y planean devolver otros 1.5 millones de barriles por día en cuotas no mayores de 500 mil barriles por día durante los próximos meses.

El grupo ya está adoptando un enfoque cauteloso, y acordó en diciembre reunirse todos los meses, en lugar de solo unas pocas veces al año, para ajustar los niveles de producción con mayor precisión y evitar volcar la recuperación de precios en la que pasaron la mayor parte de 2020 trabajando.

Las conversaciones entre un panel de ministros que supervisa el acuerdo de la OPEP + concluyeron este lunes sin una recomendación de política. Pero

Otras voces destacadas de la alianza se han hecho eco de la cautela del príncipe Abdulaziz. “Hay que tener cuidado con las repercusiones de la segunda ola de la pandemia”, informó este lunes la agencia estatal de noticias Kuwait, citando una declaración del ministro de Petróleo, Mohammed Alfares.

El ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, dijo: “Llegaremos a un acuerdo, no tenemos otra opción. Pero no está claro cuál será todavía. Los próximos 2-3 meses serán muy importantes”.

El caso de otro pequeño aumento de la producción de la OPEP + en febrero se sustenta en una recuperación de los precios del petróleo, que han ganado más de un tercio desde la aparición de las primeras vacunas COVID el año pasado.

Las vacunas han creado una perspectiva “más saludable” para el consumo de petróleo, que pronto “cambiará de marcha atrás a marcha adelante”, dijo Barkindo en la reunión del Comité Técnico Conjunto el domingo. El panel evalúa la implementación en nombre de la alianza de 23 naciones.

Novak de Rusia dijo el mes pasado que la OPEP + debería continuar con su aumento de oferta porque los precios están en un rango óptimo de 45 a 55 dólaresel barril. Si la OPEP + se abstiene de impulsar las exportaciones, sus competidores simplemente llenarán el vacío, dijo.

“El mercado tiene un respaldo subyacente y, como tal, debería ignorar un modesto aumento en la oferta de la OPEP +”, dijo Doug King, director de inversiones del Merchant Commodity Fund, que administra 170 millones de dólares.

Un aumento de la producción también podría ser un alivio para los miembros de la OPEP + como Irak . Bagdad está sumida en una creciente crisis económica que solo se ve agravada por los límites a las ventas de petróleo, y está luchando por superar una acumulación de recortes de producción atrasados ​​a partir de 2020.

Sin embargo, también hay razones para pensar que el grupo adoptará un enfoque más cauteloso.

Las restricciones todavía están vigentes en varios países en medio de una nueva cepa del virus, dijo Barkindo. Es demasiado pronto para saber cómo se verán afectados sectores clave de la economía, y para las industrias del turismo y el ocio, el regreso a los niveles anteriores a la crisis podría llevar un par de años.

Los inventarios de petróleo en los países desarrollados se mantienen 163 millones de barriles por encima de su promedio de cinco años, agregó Barkindo. A pesar del repunte del mercado, los precios del crudo están muy por debajo de los niveles que la mayoría de los miembros de la OPEP necesitan para cubrir el gasto público.

Si bien la Agencia Internacional de la Energía no anticipa ningún superávit nuevo, advirtió que el exceso de inventario existente se mantendrá hasta finales de año si la OPEP + abre las llaves.

“Creemos que el grupo de productores optará por renunciar a cualquier aumento de producción adicional para febrero con los casos de COVID-19 que continúan aumentando y el lanzamiento de la vacuna más lento de lo esperado”, dijo Helima Croft, estratega jefe de productos básicos de RBC Capital Markets.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here