MADRID.- El delantero sueco Zlatan Ibrahimovic reconoció que a sus 39 años ya no tiene “obligación de trabajar”, pero que lo hace porque mantiene intacta “la pasión” por el futbol y porque cuando cumplió los 30 años se hizo un jugador “aún mejor”, hasta el punto de que “destruiría a King Kong en una lucha de pulsos”.

“Tengo 39 años y con lo que he hecho, ya no tengo obligación de trabajar, pero sigo teniendo pasión por lo que hago. Nunca estoy satisfecho, y siempre quiero más. No veo a muchos jugadores de mi edad que estuvieran, o estén, rindiendo como yo lo hago. En el momento en que un jugador pasa de los 30 años es cuando empieza a bajar y lo deja. Cuando cumplí los 30 empecé a ser aún mejor”, explicó Ibrahimovic en una entrevista a ‘uefa.com’.

En cuanto a cuándo acabará su carrera, apuntó que seguirá jugando mientras “puedo dar algo a cambio”. “No quiero tener ninguna ventaja por tener 39 años y que digan ‘hey, estás lento’ y ese tipo de cosas. No, quiero que me consideréis un jugador de clase mundial y que se me compare con todos los demás, porque entonces me motivo más”, valoró.

Preguntado por quién tiraría un penalti decisivo si volviera a compartir equipo con Lionel Messi, el delantero del AC Milán aseguró que lo haría él “al cien por cien”. “Tiraría yo porque soy el capitán de ese equipo y decido quien tira los penaltis. Tiraría los tres primeros y luego le dejaría uno a él, y luego tiraría los siguientes tres, y le dejaría otro”, indicó.

Además, el sueco dejo dos curiosas contestaciones a preguntas relacionadas con animales, la primera sobre quién ganaría en una lucha de pulsos entre él y King Kong: “Destruiría a King Kong. Cien por cien. Lo destruiría”. La segunda, si es más fácil domesticarle a él o a un león: “Zlatan, cien por cien. Puedes domar a un león, pero no puedes domar a Zlatan. Es un animal diferente”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here