CIUDAD DE MÉXICO.- Las modificaciones planteadas en el Proyecto Complejo Cultural Bosque de Chapultepec, que incluirá la instalación de proyectos de artes escénicas y visuales como el Cubo Escénico, la Bodega Nacional de Arte y el Pabellón Contemporáneo Mexicano (PCM), será “una intervención de acupuntura”, afirmó a Excélsior Dolores Martínez Orralde, subdirectora general de Patrimonio Artístico Mueble del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Además, respondió a las voces críticas que han calificado a este proyecto, dirigido por el artista Gabriel Orozco, como “centralista”: “(Chapultepec) Es patrimonio de todos. No sólo es relevante para la Ciudad de México, sino para todo el país. Sin duda, está ubicado aquí, pero pienso que puede ser un ejercicio interesante que permita ser detonante en otros foros y estados con una interacción similar”.

Además, dijo, “algo que tenemos contemplado desde el INBAL es la inclusión de expresiones artísticas de todos los estados. Tenemos un compromiso con todas las secretarías de cultura estatales de donde vendrán ofertas de interacción. De eso se trata, que sea un foro al que vengan y participen las comunidades que no tenían foros de expresión de este tipo y ahí radica su importancia, de que sea un detonador en la CDMX, pero después exploraremos alternativas”.

¿Es acupuntura o cirugía mayor la intervención en el Jardín Botánico?, se le cuestionó. “Hablo de acupuntura en la parte que le corresponde al INBAL. Desde la mirada del patrimonio no vamos a afectar, degenerar ni alterar ninguno de nuestros espacios, sino a tratar de que las intervenciones sean como una especie de acupuntura de conservación, incluyendo las interconexiones entre museos. De los otros proyectos, en los que no tenemos intervención técnica, estará la parte de los estudios que faltan”.

Martínez Orralde también reveló que el INBAL estudia la posibilidad de que los visitantes accedan a todos los espacios de Chapultepec y sus museos adyacentes con un mismo boleto, aunque todavía no definen si incluirán a los recintos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

De momento, abundó, el INBAL avanza en el diagnóstico para definir las necesidades de mantenimiento y actualización de los museos del INBAL, específicamente los ubicados en esta zona del Bosque de Chapultepec, así como del conjunto de teatros del Centro Cultural del Bosque (CCB), considerando elementos como el mantenimiento, la seguridad, el fortalecimiento de la infraestructura y la interconexión de las cuatro secciones del bosque.

HAY INCERTIDUMBRE
Excélsior cuestionó a Martínez Orralde si este proyecto propiciará una sobreoferta concentrada de ciertas actividades en dicha zona, pero la funcionaria descartó la posibilidad y aseguró que espacios como el Cubo Escénico servirán de enlace y dará mayor visibilidad al CCB.

Servirá para generar un detonador que permita fortalecer todo este espacio y ecosistema en el campo de las artes escénicas. (Además), hay que poner en valor el CCB, un lugar que registra la memoria teatral y dancística, musical del país, pero necesita un elemento de enlace y por eso se propone el Cubo Escénico, que aún está en proceso de estudio”, explicó.

Hablamos de hacer intervenciones casi de acupuntura, porque no se trata de generar elementos discordantes que cuenten con elementos ajenos, sino de hacer intervenciones que se integren y formen parte del patrimonio natural y no generarles ninguna competencia (a los escenarios existentes). Además, no se trata de duplicar funciones, sino de analizar nuestra oferta cultural a partir de los teatros preexistentes y fortalecerlos”.

“Desde la mirada del patrimonio no vamos a afectar, degenerar ni alterar ninguno de nuestros espacios.” Dolores Mmartínez O. subdirectora de Patrimonio Artístico Mueble, INBAL.

¿Por qué adaptar una Bodega Nacional de Arte en este espacio? “A partir del diagnóstico se definirá. Todos los museos tienen fortalezas y debilidades, pero hay museos que necesitan espacio de bodega, con lo cual se les apoyará en liberar espacio. Se iniciará con la atención de los existentes y después pensaremos en un programa con un concepto innovador. Requerimos de espacios para recibir obra nueva y donaciones, porque no podemos enriquecer los acervos de los museos puesto que no tenemos el espacio adecuado”.

¿Por qué resguardarán colecciones privadas en dicho espacio? “Se van a generar proyectos público-privados, pero, desde luego, lo primero será la atención de los museos del INBAL”.

¿Qué museos tienen saturada su bodega? “Estamos en estudio, revisando no sólo los museos de Chapultepec, sino de toda nuestra infraestructura”.

¿Cuántos metros cuadrados tendrá la bodega? “No tenemos aún la cifra cerrada, porque con la pandemia se limitó la conclusión del diagnóstico”.

¿Qué responder a las críticas que ha recibido el Pabellón Contemporáneo ante la destrucción del Jardín Botánico y que podría convertirse en espacio para los amigos de Gabriel Orozco? “Pienso que toda gran obra, y más en este patrimonio natural, crea incertidumbre y estas expresiones discrepantes son bienvenidas. Tenemos la obligación de considerarlas, pues nos ayudan a clarificar y nos pone alerta para fortalecer el diálogo y para eso se han implementado los sitios (de información) ligados al proyecto”.

El pabellón no será un museo adicional ni será un lugar con bodega para exponer. Puedo decir que no será un museo como tal, sino un foro abierto y no estará destinado a ningún artista en particular. Será un espacio para las expresiones contemporáneas ligadas con diálogos entre pintura y tecnología, arte y festivales, moda y las expresiones artesanales y Orozco está de acuerdo con esta visión”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here